A urge a la Junta a remitir al Parlamento la Carta de Servicio Público de la RTVA antes de finalizar junio

SEVILLA, 19 (EUROPA PRESS)

El Grupo Parlamentario Popular pedirá, a través de una proposición de no de Ley, que el Parlamento inste al Consejo de Gobierno a remitir a la Cámara andaluza, para su aprobación, la Carta de Servicio Público de la RTVA y sus sociedades filiales, antes de que finalice el actual periodo de sesiones.

En la iniciativa, a la que tuvo acceso Europa Press, los populares recuerdan que el capítulo II de la Ley de la RTVA regula los objetivos, instrumentos y gestión de los servicios, y que, dentro del mismo, el artículo siete define que la Carta del Servicio Público establecerá las prioridades de actuación de la RTVA y sus sociedades filiales para el cumplimiento de la función de servicio público encomendado y las estrategias para la consecución de objetivos generales, considerando estimaciones de escenarios de competencia en el mercado audiovisual.

El Grupo Popular también destaca en la exposición de motivos que el enfoque normativo que inspira a la Ley de la RTVA atiende sobremanera a la necesidad de proveer a la considerada entidad pública y a sus sociedades filiales de instrumentos corporativos y empresariales sólidos, acordes a su compromiso con la ciudadanía andaluza, para satisfacer su acceso universal a una amplia y diversificación de oferta de programaciones, canales y servicios audiovisuales, sin discriminaciones y en condiciones de igualdad y oportunidades.

Además, asegura que la garantía plena de esos derechos superiores de la sociedad constituye una condición "indispensable" para cumplir la misión específica del servicio público esencial de radio y televisión que presta la entidad pública.

En consecuencia, según explican los populares, esta nueva Ley para la RTVA y sus sociedades filiales, Canal Sur Radio y Canal Sur Televisión, pretende reforzar el respeto, defensa y fomento de los principios y valores que consagran nuestra Constitución y nuestro Estatuto de Autonomía.

Igualmente, esta Ley recoge derechos sociales evolucionados en orden a las garantías de pluralismo, acceso, atención a la diversidad social y cultural en la configuración de sus programaciones audiovisuales y réplica, así como protección de menores y de las personas consumidoras y usuarias.