Antich avanza que "en menos de un mes" el Ministerio de Medio Ambiente transferirá los 10 millones de euros de Planícia

Unas 300 personas visitan por primera vez la finca de Planícia que se podrá recorrer los fines de semana y festivos PALMA DE MALLORCA, 04 (EUROPA PRESS)

El presidente del Govern, Francesc Antich, avanzó hoy que "en menos de un mes" firmará con el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino el convenio por el cual transferirá a Baleares 10 millones de euros correspondientes a la compra de la finca de Planícia para que se convierta en un espacio público y que fueron adelantados por el Ejecutivo autonómico.

Antich hizo estas declaraciones tras visitar por primera vez esta mañana, junto al conseller de Medio Ambiente, Miquel Ángel Grimalt, y otras 300 personas, la finca de Planícia, que se podrá recorrer los fines de semana y los días festivos.

Así, se habilitará un autobús cada 20 minutos para acercar a la gente que quiera visitar la finca durante estos días a lo largo de los meses de abril y mayo, con el fin de que un "gran número de gente" pueda visitar una de las fincas más emblemáticas de Mallorca. Para ello, se han habilitado tres itinerarios de excursiones para poder comprobar la "riqueza natural" de Planícia.

En este sentido, Grimalt destacó que Planícia será un punto clave por el paraje natural de la Serra de Tramuntana y por la reserva de la Biosfera, puesto que acogerá un centro de interpretación.

El Govern firmó el pasado mes de febrero, definitivamente, la compra de la finca de Planícia, en el municipio de Banyalbufar, después de aplicar el derecho de retracto. El precio de la posesión ha sido de 11,1 millones de euros más gastos y la gestión de la finca corresponderá a la Conselleria de Medio Ambiente.

La adquisición de este espacio se realizó ejerciendo el derecho de retracto que establecen la Ley estatal de Montes y la Ley autonómica de Conservación de Espacios de Relevancia Ambiental, a las cuales está sometido el Paraje Natural de la Serra de Tramuntana. Ambas leyes otorgan a la Administración autonómica la posibilidad de hacer sede un patrimonio al mismo precio fijado por una operación de compraventa entre particulares.

De este modo, Planícia fue objeto de una compraventa entre particulares en abril de 2007 por un valor de 11,1 millones de euros y, por ello, el derecho de retracto ha permitido que la posesión pase a manos públicas por este mismo precio más los gastos derivados de la compra.

El Consell de Govern autorizó hace casi un año a la Conselleria de Medio ambiente a ejercer el derecho de retracto para la compra de Planícia y, con este objetivo, Grimalt adelantó el dinero para la adquisición de la posesión. Según un acuerdo previo entre ambas partes para esta operación, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino aportará a la Conselleria 10 millones de euros de los 11,1 millones mencionados.

CARACTERÍSTICAS DE PLANÍCIA

Planícia cuenta con un total de 445 hectáreas (aproximadamente una cuarta parte del municipio de Banyalbufar), de manera que el Ministerio de Medio Ambiente será el titular de 427 hectáreas de Planícia (un 96 por ciento), mientras que la Conselleria lo será de las 18 restantes, que incluyen las casas de la posesión, de 1.400 metros cuadrados, y también gestionará la finca.

En un comunicado, la Conselleria de Medio Ambiente remarcó que la compra de Planícia supondrá la incorporación al patrimonio público de una de las fincas "más valiosas, desde el punto de vista ambiental, de la Serra de Tramuntana de Mallorca".

Así, recordó que Planícia es una de las posesiones más conocidas de la Serra de Tramuntana, sobre todo en la comarca de Esporles, Banyalbufar y Estellencs. Concretamente, está situada en la vertiente de la Mola de Planícia, entre las fincas de Son Balaguer, Son Serralta, es Rafal de Planícia y s'Arboçar.

Por otro lado, indicó que esta finca destaca tanto por sus valores naturales, especialmente por sus magníficos bosques de alzinar, como por los elementos patrimoniales que allí se encuentran, "precisamente relacionados con el aprovechamiento del bosque y la antigua actividad de los carboneros".

La posesión, documentada desde el año 1450, tiene unas grandes casas (1.400 metros cuadrados) y otra más pequeña y más próxima al mar (310 metros cuadrados). También hay una inmensa tafona que es una buena muestra de la antigua actividad olivarera de la finca.

A partir de ahora, la Conselleria de Medio Ambiente está estudiando en detalle las posibilidades para que Planícia pueda servir para varios usos ambientales, como refugio para excursionistas (por la finca pasa la Ruta de Pedra en Sec), centro de interpretación de la Serra de Tramuntana (complementando al de Lluc), desarrollo de actividades de educación ambiental o experimentación agraria.