Aprobadas modificaciones puntuales del planeamiento de Castilleja de Guzmán, Aznalcázar, Marchena y Umbrete

La Consejería también ha valorado positivamente la adaptación parcial presentada por la localidad de Castilleja de Guzmán

SEVILLA, 28 (EUROPA PRESS)

La última Comisión Interdepartamental de Valoración Territorial Urbanística, dependiente de la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio, ha emitido un informe favorable a las cuatro modificaciones puntuales al planeamiento presentadas por los ayuntamientos sevillanos de Castilleja de Guzmán, Aznalcázar, Marchena y Umbrete para destinar nuevos suelos a la edificación de 873 VPO.

El municipio de Castilleja de Guzmán, según un comunicado de la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio, también ha obtenido el visto bueno de este órgano a su documento de adaptación parcial, que no contempla reservar terreno para vivienda protegida, puesto que cuenta con todos los sectores residenciales ya desarrollados, aunque podrá incorporarlo con posterioridad a través de modificaciones puntuales.

Castilleja de Guzmán ha sometido a la valoración de la Comisión una modificación que pretende reordenar los usos de cuatro parcelas de espacios libres y equipamientos dispersas por el municipio, con una superficie de 22.240 metros cuadrados, para acoger nuevas dotaciones como un centro de salud, una escuela de hostelería, un centro multifuncional y un equipamiento de carácter cultural.

La modificación puntual de Aznalcázar tiene como objetivo clasificar, reordenar e incrementar la densidad de tres sectores, localizados al este y al sur de la localidad, en paralelo a la A-473, que permitirán la construcción de 201 viviendas protegidas. De igual modo, el documento incluye también la clasificación como urbanizable sectorizado de un nuevo ámbito en la zona de La Mata, dotado con una superficie de 210.270 metros cuadrados, para destinarlo a uso industrial. Con esta iniciativa se pretende mejorar el equilibrio entre los crecimientos residenciales y las actuales y previsibles demandas de suelo productivo.

Por su parte, Marchena ha sometido a la valoración de la Comisión la reclasificación como residencial de un suelo industrial con el fin de reservarlo en su totalidad para la edificación de 309 viviendas protegidas. Igualmente, en la modificación puntual presentada por Umbrete también se plantea una reclasificación de suelo para ubicar en los terrenos actualmente ocupados por el antiguo polideportivo municipal un nuevo parque residencial de 363 inmuebles protegidos con el objetivo de satisfacer la demanda existente de esta tipología residencial.