Arcos.- La Junta andaluza sostiene que sí investigó denuncias en Alcaucín y que el PP confunde expedientes

MÁLAGA, 24 (EUROPA PRESS) La Junta de Andalucía aseguró hoy que, a través de la Dirección General de Inspección de la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio, impidió el desarrollo urbanístico de varias parcelas ubicadas en suelo no urbanizable del municipio malagueño de Alcaucín sobre las que existía una denuncia, a lo que añadió que el PP "confunde dos expedientes distintos". Desde la Administración andaluza informaron a través de un comunicado que se tiene constancia de una denuncia sobre la posibilidad de que se vaya a construir en suelo no urbanizable en Alcaucín en septiembre de 2006, tras lo que se inicia una investigación, teniendo como consecuencia que el 11 de diciembre, el Ayuntamiento informe de que en ese suelo no está prevista la ejecución de obras, sino la ampliación de la carretera de acceso a la localidad. No obstante, la Junta indicó que en agosto de 2007 se recibe una nueva comunicación del denunciante en la que se asegura que existen nuevos indicios de la intención de construir viviendas, con lo que la Dirección General de Inspección retoma el expediente y pide a la Policía Local de Alcaucín que se investiguen los hechos. Posteriormente, el 22 de noviembre se recibe un escrito del Defensor del Pueblo en el que se informa sobre la denuncia de este mismo particular y se insta a la Consejería a que investigue los hechos. El 18 de marzo de 2008 se le vuelve a enviar un escrito al Ayuntamiento de Alcaucín requiriendo el ejercicio de potestades de disciplina urbanística contra la caseta de ventas, banderolas, estructura del cartel informativo y guía desmontada. Igualmente, se le pide al Consistorio que remita las licencias otorgadas en estas parcelas, referidas al movimiento de tierras y a la construcción de un muro de contención, con el objeto de las obras de ampliación de la carretera de acceso al municipio. El 16 de mayo se realiza una visita de inspección por parte de la Consejería de Vivienda y el 23 de junio se le ordena al Ayuntamiento que retire la caseta de ventas, las banderolas, el cartel informativo y las grúas desmontadas. "En ningún momento se inician obras de construcción de viviendas en esa parcela, ni los 350 apartamentos que menciona el PP en su denuncia", añade la nota de la Consejería. Además se informa de que la Dirección General de Inspección traslada al Ministerio Fiscal las actuaciones realizadas sobre este caso.