Asociación Canaria de Derecho Urbanístico afirma que la Ley de Ordenación en las islas es "mejorable" y debe "revisarse"

La organización prevé que más de 300 personas participen en el I Congreso Canario de Derecho Urbanístico en mayo en la capital grancanaria LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 25 (EUROPA PRESS) La Asociación Canaria de Derecho Urbanístico (Acadur) se mostró hoy a favor de "revisar de forma objetiva" la Ley de Ordenación Territorial de Canarias, que cumple este año su décimo aniversario, en la medida en que considera que se trata de una normativa "mejorable" ante una serie de "conflictos y discordancias" suscitados en su aplicación. Así lo manifestó hoy el presidente de Acadur, Juan José Santana, en la presentación del I Congreso Canario de Derecho Urbanístico, que constituye la carta de presentación de Acadur y que tendrá lugar del 13 al 15 de mayo en el Auditorio Alfredo Kraus de la capital grancanaria. En él participarán reconocidos juristas nacionales y canarios que analizarán temas relacionados con el Planeamiento, la Gestión y el Turismo, junto con arquitectos, economistas, universitarios, representantes de instituciones públicas, sociales y empresariales y especialistas e interesados en la materia. En la rueda de prensa participaron el director general de Urbanismo del Gobierno de Canarias, Jesús Romero, el consejero de Política Territorial del Cabildo de Gran Canaria, Emilio Mayoral, el representante de Acadur, Faustino García Márquez, y la directora general de Urbanismo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Antonia García. La celebración del Congreso, al que la organización prevé 300 asistentes, coincide con los diez años de la aprobación de la Ley 9/1999 de Ordenación Territorial de Canarias, texto legislativo que situó a la Comunidad Autónoma como "pionera en materia de ordenación territorial y que fue creada para hacer frente a la problemática derivada de las peculiares características de su territorio", manifestó Santana. No obstante, apuntó que la citada Ley "no prevé todas las circunstancias". "El momento en que se hizo tampoco era igual que en este momento histórico, la ley es mejorable y tiene elementos que tienen que ser revisados y adecuados a la práctica", agregó el también presidente del Congreso, para quien hay que revisar "de forma objetiva su aplicación, valorar en qué se puede mejorar, qué omite la Ley en temas que debería resolver y en qué casos se excede la Ley". LA LEY DE MEDIDAS URGENTES Respecto a la Ley de Medidas Urgentes de Ordenación Territorial y del Turismo, Acadur no ha fijado una postura concreta, si bien Santana reconoció que "en general los miembros están de acuerdo con el objetivo que persigue y que también estaba en la Ley del Territorio que es simplificar y agilizar que la regulación sea efectiva y se aplique de una forma adecuada sobre el territorio". "Ése objetivo lo compartimos todos", aseveró. "El problema se plantea cuando esas medidas se quieren aplicar y ahí es donde se producen discrepancias de miembros de la asociación que temen que se produzcan actuaciones que pueda favorecer la transformación de suelo rústico que siempre se ha intentado preservar por su carácter escaso. Para otros, esos objetivos de la Ley de Medidas Urgentes parece que se diluyen cuando se refieren al desarrollo reglamentario de gran parte de esas medidas", argumentó. "ALEJADA DE VINCULACIONES POLÍTICAS" Recordó que Acadur se creó el 2 de julio de 2008 como una asociación de carácter cultural y formativa, sin ánimo de lucro, conformada por una asamblea general, formada por todos los socios (55) que participan en ella y una junta directiva presidida por Juan José Santana y con Francisco Villar Rojas como vicepresidente. La organización "intentará ser neutral y abogar por que lo que prospere sea el interés general", apostilló el presidente de Acadur. Santana explicó que Acadur "se aleja de vinculaciones a sectores políticos, económicos y sociales concretos" y nace para crear un punto de encuentro y un foro de reflexión sobre la ordenación del territorio, la implantación de actividades económicas y la protección de los recursos naturales. Su objetivo es promover el conocimiento del derecho urbanístico, perfeccionar el ordenamiento jurídico, ser una "voz de la sociedad" y favorecer la participación ciudadana en los procesos de planificación y gestión urbanística. Para conseguir sus objetivos Acadur organizará congresos y otras actividades de difusión y edición de publicaciones, el intercambio de información con otras asociaciones u organizaciones, públicas y privadas; elaboración de estudios y constitución de ponencias, generales o específicas, proponiendo, en su caso, las modificaciones legislativas que se consideren convenientes. PERSPECTIVA MULTIDISCIPLINAR Así pues, el I Congreso Canario de Derecho Urbanístico pretende abordar esa necesaria evaluación de la Ley, rectificando, corrigiendo o mejorando los objetivos perseguidos, los mecanismos utilizados y los tiempos administrados, para, en la medida de lo posible plantear soluciones para los problemas detectados y lograr la efectiva y deseable implantación de un sistema de planeamiento consolidado que aporte estabilidad y seguridad a los distintos operadores urbanísticos, "que se ejecute con agilidad y que propicie ese objetivo final de lograr una ordenación del territorio de las islas que haga compatible las necesidades económicas y sociales con la preservación de los valores naturales y culturales, generando mayor calidad de vida para los residentes", explicó Santana. El Congreso abordará esta materia desde una perspectiva global e interdisciplinar a través de tres módulos teórico-prácticos: Planeamiento, Gestión Urbanística y Turismo. El primer módulo estará dirigido por Faustino García Márquez, coordinador de las Directrices de Ordenación General y del Turismo de Canarias, aprobadas en 2003, ex director general de Urbanismo y ex director de la Agencia Canaria de Desarrollo Sostenible y Cambio Climático del Gobierno canario. En este ámbito se analizará que "el uso del territorio y la forma de gobernarlo y ocuparlo debe cambiar de una forma sustantiva y de qué forma el planeamiento puede servir de herramienta a ese cambio que es necesario afrontar", según Santana. En opinión de García Márquez, la Ley de Ordenación del Territorio "merece una reflexión" tras diez años de su promulgación. "CARGAS Y PRECIO" QUE AFECTAN AL SUELO TURÍSTICO El módulo de Gestión Urbanística estará dirigido por el catedrático de Arquitectura Legal de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria Carmelo Padrón, que se centrará en el establecimiento del sistema de ejecución del planeamiento por los agentes privados y su desarrollo. Por último, el módulo de Suelo Turístico estará coordinado por el catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de La Laguna Francisco Villar Rojas, que analizará 'La ordenación del suelo turístico: tensiones recurrentes' y 'El cambio de modelo turístico: cargas y precio', en dos mesas de trabajo. En la primera mesa se abordará la ordenación del suelo con destino turístico haciendo hincapié en la administración competente para su control, la realidad de una planificación territorial especial, la nueva propuesta de proyectos singulares, la convivencia de lo turístico y lo residencial. La segunda mesa abordará el coste que supone el cambio de las reglas que ordenan el uso del suelo con destino turístico y la implantación de un nuevo modelo de ordenación turística. La clausura del encuentro contará con Luciano Parejo, doctor en Derecho por la Universidad Autónoma de Barcelona, y principal autor de la Ley 9/1999 de Ordenación del Territorio en Canarias. Los socios de Acadur interesados en acudir al Congreso podrán inscribirse hasta el 17 de abril por un importe de 140 euros, y 200 euros a partir del citado día; mientras que los no socios deberán abonar 180 euros hasta el 17 de abril, o 220 a partir de dicho día.