Ayuntamiento de Marbella cree que la rectificación que pide la Eurocámara en urbanismo se hará con el nuevo PGOU

MARBELLA (MÁLAGA), 9 (EUROPA PRESS)

El portavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Marbella (Málaga), Félix Romero, consideró que la rectificación que se solicita desde el Parlamento Europeo en materia urbanística se acometerá con el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que elabora el Consistorio. "Se está haciendo todo lo posible para devolver la legalidad a esta ciudad", apuntó.

En declaraciones a Europa Press, Romero se refirió al informe aprobado por la Eurocámara a finales del pasado mes de marzo y en el que se pedía congelar los fondos comunitarios para España si no se resolvían los abusos urbanísticos denunciados por ciudadanos de la UE que habían comprado viviendas y propiedades en el país.

En el texto, los eurodiputados expresaban en particular su "preocupación" por la situación de la planificación urbana en Marbella, "donde se han construido ilegalmente decenas de miles de viviendas, que infringen probablemente la legislación comunitaria".

En este sentido, Romero subrayó que el equipo de Gobierno no discute que Marbella sea un ejemplo de lo que no se debe hacer en materia urbanística, al considerar que "resulta evidente que este asunto se gestionó muy mal durante los gobiernos anteriores".

Así, el portavoz popular aseguró que cuando entraron en el Ayuntamiento hace casi dos años se encontraron con una situación "caótica" y "ahora tratamos de poner orden y garantizar una seguridad jurídica" con la elaboración de un nuevo PGOU, actualmente en trámite.

"Los equipos de Gobierno anteriores desarrollaron una actuación delictiva que al final ha acabado con sus principales protagonistas entre rejas. Los desmanes del pasado se cometieron, entre otras razones, por la ausencia de legalidad", apostilló.

Por ello, añadió, el nuevo PGOU tiene que ofrecer un marco jurídico "seguro y fiable". "Nuestra tarea es ahora restablecer esa legalidad y lograr un marco jurídico seguro donde no puedan suceder acontecimientos como los que ocurrieron en el pasado", añadió.

Precisamente, el informe, aprobado por el Parlamento Europeo y elaborado por la verde danesa Margrete Auken, pide suspender y revisar todos los nuevos planes urbanísticos en España que no respeten el medio ambiente y no garanticen el derecho a la propiedad, así como la anulación de los desarrollos en curso que no se ajustan a la legislación comunitaria.

En este sentido, el parlamentario europeo del grupo Verde, Ale David Hammerstein, anunció, durante su visita a Marbella en diciembre del pasado año para elaborar el análisis que después se plasmó en la resolución, que presentaría ante la Comisión Europea algunas actuaciones del nuevo PGOU de Marbella para que se estudie si vulneran el derecho comunitario.

DEMOLICIONES

El portavoz del equipo de Gobierno marbellí subrayó que esta situación "complicada" en materia urbanística se está solucionando "desde el respeto a una premisa: Nosotros no estamos por la demolición de la mitad de la ciudad. Había que haber tomado medidas en su día y una vez que estas medidas no se acometieron, lo que hay que hacer es respetar los derechos de los propietarios de buena fe, que pueden ser los paganos de esta situación".

Romero lamentó que durante su visita a Marbella, Hammerstein no se hubiera dirigido al Ayuntamiento "para conocer de primera mano" lo ocurrido, así como lo que se está haciendo para restablecer el orden urbanístico en la ciudad.

Este comportamiento, aseguró Romero, "no aporta mucha seriedad al producto final". "No es una fórmula fiable para elaborar un informe de tanto calado, lo ideal es que hubiera conocido todas las versiones, escuchara a todas las parte y hubiese elaborado una visión real de lo sucedido".

En cuanto a la eliminación de los fondos comunitarios si no se resuelven los abusos urbanísticos, dijo desconocer "hasta donde puede llegar" el Parlamento Europeo. En este sentido, consideró que el documento aprobado por la Eurocámara supone "una crítica política".