Ayuntamiento de San Sebastián pagará 21 millones de euros tras quedar desierto el concurso para gestionar Illumbe

El Consistorio cree que la crisis ha influido en que ninguna entidad, ni siquiera la actual gestora, haya concurrido a concurso SAN SEBASTIAN, 31 (EUROPA PRESS) El Ayuntamiento de San Sebastián deberá pagar un total de 21 millones de euros de indemnización a la empresa Nuevo Desarrollo de Anoeta debido a que el concurso para la concesión del complejo donostiarra, que terminó ayer, ha quedado desierto. A través de una nota de prensa, en la que el Gobierno municipal afirmó que "analizará en los próximos días la situación" y que "mientras tanto, no procede hacer declaraciones", el Consistorio consideró que "sin duda, la grave crisis económica ha influido" en que ninguna entidad, ni si quiera la actual gestora de Illumbe, Nuevo Desarrollo de Anoeta, haya concurrido a concurso. Este vacío obliga al Ayuntamiento donostiarra a cumplir el convenio de rescisión con los adjudicatarios y abonar un total de 21 millones de euros a la actual empresa gestora de Illumbe, Nuevo Desarrollo de Anoeta, perteneciente a la familia Chopera, en concepto de indemnizaciones. OPOSICION Por su parte, el concejal del PP en el Ayuntamiento donostiarra, José Luis Arrue, estimó que "esta mala noticia para la ciudad, que puede suponer, si no se reconduce correctamente, un desembolso de 21 millones de euros a la antigua concesionaria" puede conllevar "un escenario económico muy preocupante". Según afirmó, su grupo pedirá al Gobierno municipal que explique a los grupos "cuál es el escenario y qué posibilidades reales hay de reconducir esta situación", ya que "el Ayuntamiento no está en estos momentos para afrontar indemnizaciones de esta cuantía, a las que hay que sumar los 9 millones de euros que están en el aire debido a las sentencias judiciales". El concejal del PNV, Xabier Ezeizabarrena, coincidió con Arrue en que "es necesaria la comparecencia urgente del alcalde" para que explique "la situación que ellos mismos han creado". Además, Ezeizabarrena reparó en "los 14.000 metros cuadrados que pactaron añadir el concesionario saliente con el beneplácito del grupo municipal y el PP", con la creación de una entreplanta en el complejo. "Queremos que el alcalde detalle en el próximo pleno la situación actual y ver cuál es la hoja de ruta", afirmó. Por último, el concejal de EA, Ricardo Burutaran, aseguró que "posiblemente el gobierno opte por sacar los distintos lotes de venta" para que el complejo pueda ser gestionado en función de sus zonas, "pero esto va a retrasar, y esa obligación de pago hay que afrontarla con caracter más o menos inmediato", lamentó.