Celdrán dice que los concejales "no van a ir en bicicleta" cuando algunos usan el coche oficial "para ir a jugar al golf"

BADAJOZ, 14 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Badajoz, Miguel Celdrán, defendió hoy que los concejales del equipo municipal "no van a ir en bicicletas cuando algunos utilizan el coche oficial de la Junta incluso para ir a jugar al golf".

De esta forma respondió hoy el alcalde, a preguntas de los periodistas a las declaraciones realizadas ayer por el concejal socialista Miguel Ángel Segovia, quien criticó la adquisición por parte del Ayuntamiento de Badajoz de un segundo vehículo oficial de un modelo de alta gama.

Celdrán realizó estas declaraciones durante la visita a la obra de instalación de un nuevo colector de saneamiento en la barriada badajocense de San Roque, al que asistió acompañado del portavoz del equipo de gobierno, Francisco Javier Fragoso y el anterior concejal delegado de Aguas, Alberto Astorga.

Miguel Celdrán manifestó "su satisfacción" por que la oposición hable sobre "estas boberías y tonterías" porque a su juicio "denotan que no tienen otra cosa de la que acusarles". En ese sentido, señaló que "lógicamente" no va "a mandar a los concejales prestar los servicios en bicicleta" y destacó que "los concejales no tienen ruedas en las piernas y que lógicamente tendrán que comprarse un vehículo".

ENTREGA INMEDIATA

En respuesta a por qué "no se había informado" sobre la adquisición de este nuevo vehículo en la rueda de prensa sobre los asuntos acordados en la Junta de Gobierno Local, el portavoz del equipo de gobierno local del Ayuntamiento de Badajoz, Francisco Javier Fragoso, aseveró que a la oposición se le dio a conocer este asunto con la "entrega inmediata de los papeles en menos de 10 días".

A este respecto, el edil popular añadió que "si hubiera existido algún afán por ocultarlo pues que lo hubieran hecho con un decreto del alcalde convalidado al mes y pico en un pleno, sin embargo se aprobó en Junta de Gobierno".

Por otra parte, Celdrán recordó el accidente de tráfico que sufrió en una ocasión en la que según dijo "no se mató porque estaba el Cristo de la Espina" que fue el que le salvó, y por tanto añadió que a la "vista de la experiencia", dijo que "este alcalde no ejerce como no sea con un coche similar a estas características.

Asimismo, añadió que el que era presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, le "echó una gran bronca", que luego le agradeció. En este contexto, el máximo dirigente de la ciudad recordó que el antiguo coche del alcalde "está en el taller desde hace un mes porque 'no hierve' y en consecuencia, tiene otro alquilado de cortesía".

Miguel Celdrán defendió que "lógicamente aprovecharon la ocasión para adquirir un nuevo coche del mismo modelo puesto que el concesionario le ha presentado unas condiciones asequible que están dentro de lo normal para el precio al que se está vendiendo este vehículo en el mercado".

Por eso, aprovechó "la ocasión por la inutilidad del segundo coche del alcalde que es lógicamente el que ustedes ya no ven porque tiene 14 años y lleva un mes en el taller".

En respuesta a la critica del PSOE centrada en la adquisición de este modelo en los tiempos de crisis, el alcalde respondió que "estos tiempos los ha traído Zapatero, y que el paro, la ruina las ha traído Zapatero". Según Celdrán, "esta es la ruina que nos han traído Zapatero, Pepiño Blanco y compañeros mártires".