Celis anuncia un "plan de choque" en materia urbanística para combatir la crisis en la construcción

SEVILLA, 1 (EUROPA PRESS) El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis (PSOE), ha anunciado hoy al sector de la construcción y la promoción inmobiliaria un "plan de choque" para combatir la crisis en este sector, lo que incluye la agilización de los procedimientos administrativos sobre licencias de obras, la mejora de las condiciones de contratación y pago para los promotores que destinen los suelos a la vivienda protegida y "nuevas fórmulas de colaboración público-privada" para la financiación de los nuevos desarrollos del planeamiento urbano. En su intervención ante el foro de la asociación sevillana de promotores y constructores (Gaesco), Rodríguez Gómez de Celis ha anunciado un "paquete de medidas municipales para impulsar el sector de la construcción" como "efecto de choque" ante la crisis que atraviesa la economía. Así, ha recordado que "la ralentización de la venta de inmuebles y el estrangulamiento del crédito están provocado una extrema falta de liquidez", con lo que "ante esta situación, no puede haber dos lados de la mesa, el de las administraciones, y el de los empresarios, el lado de lo público, y el lado de lo privado. Es un ejercicio de responsabilidad que debemos hacer para situarnos en el mismo lado, alrededor de una mesa redonda". De este modo, ha anunciado la constitución de una Comisión Permanente entre la Gerencia de Urbanismo y Gaesco que concrete la aplicación de un "plan de choque" compuesto por nueve medidas, algunas ya en vigor. La primera sería adecuar el tamaño de las viviendas previstas en los nuevos desarrollos urbanos a las necesidades actuales, porque ha admitido "cambios en las preferencias en el tamaño de las viviendas o en el régimen de propiedad". INFRAESTRUCTURAS DEL PGOU En segundo lugar, ha aludido al impulso de las infraestructuras ligadas al planeamiento urbano y ha recordado que el conjunto de administraciones públicas; Gobierno Central, Junta de Andalucía y el propio Ayuntamiento, "van implementar tres grandes paquetes de inversión en obra pública en el municipio de Sevilla por un montante de 301,6 Millones de euros". Además, ha anunciado la redacción de un "Plan de Infraestructuras a corto plazo" que defina los servicios necesarios para desarrollar suelos, tales como gas, electricidad, o saneamiento y la recordado el inminente inicio de las obras de la nueva ronda de circunvalación SE-35. En tercer lugar, Urbanismo elevará al pleno del Ayuntamiento la suspensión del cómputo de los plazos de los que dispone la propiedad para edificar, con independencia de la zona donde se localicen o los usos urbanísticos que les atribuya el planeamiento. Es una medida "extraordinaria", que tendrá vigencia hasta abril de 2011 y pretende evitar que los solares no edificados que se inscriben en este Registro acaben siendo expropiados o vendidos como obliga la Ley. Además, se activará el "Plan Impulsa" para ofrecer a los promotores "nuevas fórmulas de colaboración público-privada" para facilitar la financiación de las actuaciones de urbanización de los desarrollos urbanos previstos en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). En quinto lugar, ha prometido aprobar el nuevo Plan Municipal de Vivienda, consensuado con los agentes económicos y sociales y actualmente en su fase final de aprobación. MEJORA DE LAS CONDICIONES DE CONTRATACIÓN Y PAGO De la misma forma, ha señalado la mejora de las condiciones de contratación y pago para los promotores que quieran adquirir suelos para la construcción de vivienda protegida, una "medida pionera" en España que está en vigor desde el pasado 11 de marzo y que consiste en el aplazamiento del pago del 80 por ciento durante un año a los promotores que compren suelo público para construir viviendas protegidas en la ciudad. En séptimo lugar, se estudiarán nuevas fórmulas que permitan retrasar el pago de los suelos que va a enajenar la Gerencia de Urbanismo para la construcción de VPO. "Con ello conseguiríamos retrasar la necesidad de destinar recursos financieros para la adquisición del suelo", ha explicado el delegado, quien ha remitido una consulta a la Delegación Provincial de la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio sobre la viabilidad de la medida. La octava medida es la rebaja de los avales que la Ley obliga a pagar a los constructores en la fase de urbanización y que actualmente ascienden al 25 por ciento del presupuesto de las obras, mientras el último de los compromisos es la mejora los procedimientos administrativos de la Gerencia para lograr acortar los plazos de tramitación y liquidación. Así, ha informado al auditorio de la próxima modificación de la Ordenanza Municipal de Tramitación de Licencias para ganar en operatividad. Entre las modificaciones, se incluirá sustituir la aportación de la documentación técnica en la fase de inicio de obras por un certificado visado por su colegio correspondiente. Además, se van a reforzar los recursos técnicos y humanos del Registro Auxiliar de Licencias para asumir nuevas tareas como la tramitación de proyectos reformados. La solicitud de licencia de primera ocupación y la aportación de otra documentación como prórrogas, subrogaciones o desistimientos.