Chaves dice que yerran "rotundamente" quienes creen que el PORN de Cabo de Gata (Almería) ampara ilegalidades

ALMERÍA, 20 (EUROPA PRESS) El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, expresó hoy su deseo de que quede "manifiestamente claro" que el gobierno que lidera "no va a amparar nunca una ilegalidad" a través del Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) en el parque natural Cabo de Gata-Níjar (Almería) y aseguró quien "crea" que el nuevo planeamiento del espacio protegido "autoriza" el hotel de Azata del Sol en el paraje de El Algarrobico "se equivoca de forma rotunda". En declaraciones a los periodistas, Chaves se refirió en estos términos al auto por el que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ordena la paralización cautelar de la ejecución del PORN aprobado en febrero de 2008, un documento que defendió ya que recoge, según argumentó, "la voluntad política manifiesta" del Ejecutivo en "intensificar" las medidas de protección de los recursos naturales de Cabo de Gata-Níjar. Desde un "respeto absoluto" a la decisión judicial adoptada por el Alto Tribunal andaluz que estima que el decreto que derogó el plan de 1994 podría "autorizar edificaciones en suelos que, en principio no podrían albergarlas", el presidente andaluz rechazó de forma tajante que texto suspendido "no va a amparar ningún tipo de legalidad ni autorizar el hotel en el Algarrobico", que --reiteró-- "se derribará en el momento en el que se aclaren todas las cuestiones en manos de la Justicia". En auto dictado el pasado día 10 por la Sala de lo Contencioso-administrativo estima el recurso interpuesto por la organización conservacionista 'Salvemos Mojácar' y amplía la decisión adoptada por el mismo tribunal el pasado mes de noviembre, en la que se ordenaba a la Junta de Andalucía mantener el grado de protección que el paraje de El Algarrobico al considerar que la calificación otorgada a la zona podría derivar en un "uso efectivo" del establecimiento construido por Azata del Sol. La suspensión refiere a las áreas del espacio protegido calificadas como 'C3' y que responden a la definición de "núcleo habitado existente o zona transformada" con el que la Consejería de Medio Ambiente contempla como posible a la "rehabilitación de inmuebles con uso turístico". El magistrado Rafael Puya, sostiene que de no acceder a la suspensión del nivel de protección dado a 269 hectáreas del parque natural Cabo de Gata-Níjar --un 0,5 por ciento del total de su superficie-- se podrían "causar perjuicio irreparables o de muy difícil reparación". Además de aludir a las áreas C, en sus distintas categorías y "las de mayor intervención urbana", recoge la presunta "legalización de obras ilegales" según la planimetría ya derogada, la "ampliación de suelo urbano-urbanizable en ambas localidades, la definición de "nuevo" suelo urbano en los núcleos de población de San José, La Isleta del Moro y Aguamarga, así como la extensión de los cultivos bajo plástico y la cantera de extracción de áridos localizada en el paraje de El Argamasón.