Economía.- La CE lanza un ultimátum contra España por no tomar medidas para mitigar el impacto de la T-4 de Barajas

BRUSELAS, 19 (EUROPA PRESS) La Comisión Europea lanzó hoy un ultimátum a España por no haber tomado las medidas prometidas para mitigar el impacto medioambiental de la ampliación del aeropuerto de Barajas y la construcción de la T-4 en el espacio protegido 'Cuencas de los ríos Jarama y Henares', que forma parte de la red Natura 2000. El ultimátum adopta la forma de un dictamen motivado, segunda fase de un procedimiento de infracción. Si en dos meses las autoridades españoles no corrigen los problemas, el Ejecutivo comunitario podría llevar el caso al Tribunal de Justicia de la Unión Europea. "La red europea de zonas protegidas Natura 2000 es crucial para la integridad medioambiental de nuestro continente, y esta integridad debe ser protegida en todos los lugares donde esté amenazada. Es necesario tomar medidas para compensar cualquier impacto sobre estas zonas", dijo el comisario de Medio Ambiente, Stavros Dimas, en un comunicado. El Ejecutivo comunitario explicó que la terminal T-4 de Barajas afecta a alrededor de 1.250 hectáreas de la zona protegida 'Cuencas de los ríos Jarama y Henares'. Las autoridades españolas se comprometieron a atenuar los efectos negativos de la ampliación del aeropuerto con medidas compensatorias, tal y como exige la legislación, en particular mediante la creación de nuevos hábitats que compensen el impacto sobre el espacio protegido. Sin embargo, el Ejecutivo comunitario ha sabido que la aplicación de estas medidas apenas ha comenzado, pese a que Bruselas ya envió una primera advertencia escrita el pasado verano. La zona protegida en cuestión alberga a 36 especies protegidas por la directiva sobre aves, otras 17 especies animales y 13 tipos de hábitats, dos de ellos prioritarios, protegidos por la norma sobre hábitats. Además, constituye un corredor ecológico único entre el norte y el sur de Madrid, según la Comisión. Por ello, el Ejecutivo comunitario ha decidido enviar una última advertencia a las autoridades españolas para que aceleren la aplicación de las medidas correctoras.