El alcalde de Boadilla niega que vaya a dimitir y dice que tiene "la conciencia tranquila"

MADRID, 9 (EUROPA PRESS) El alcalde de Boadilla, Arturo González Panero, ha negado hoy que haya puesto su cargo a disposición del PP y que tenga intención de dimitir a raíz de la operación iniciada por el juez Garzón contra la trama de corrupción que actuaba en municipios del noroeste de la Comunidad de Madrid y en la Comunidad de Valencia. González Panero aseguró ante los medios de comunicación que tiene "la conciencia tranquila" y que las adjudicaciones realizadas por su consistorio fueron "impecables" y "aprobadas por la oposición". "No he puesto ningún cargo a disposición, yo hablaré con el Partido*Popular y les contaré lo que he venido a hacer hoy aquí, en cuanto tenga oportunidad", dijo el edil de Boadilla, quien negó haber dimitido. Asimismo, preguntado acerca de la posibilidad de que el testimonio de Francisco Correa --uno de los principales detenidos en la trama-- provoque su ingreso en prisión, contestó: "No, le puedo asegurar que no". El alcalde se presentó de manera voluntaria ante el juez Garzón para pedirle que le llame a declarar como testigo "cuanto antes". Así, el primer edil hizo entrega al juez de un documento en el que le solicitaba comparecer aunque el magistrado --quien le recibió durante unos minutos en su Juzgado-- le comunicó que la causa está secreta y que por el momento no tiene intención de interrogarle. Añadió que Garzón le trasladó su pesar porque esta situación le haya generado algún trastorno. "LA CONCIENCIA TRANQUILA" En ese sentido, preguntado acerca de la presuntas implicaciones de su consistorio en la trama, indicó ante los medios que tiene la "conciencia tranquila" y alegó que todas las concesiones realizadas por el Ayuntamiento, fueron "impecables" y que fueron "aprobadas por la oposición" El alcalde aseguró que no se encuentra imputado en la investigación y aclaró que su ayuntamiento ha tenido relación puntual con tres de las empresas de Correa. Así indicó que el consistorio facturó a Pasarena Viajes contratos por un importe de 5.500 euros en un plazo total de cinco años, contrató servicios con ServiMadrid por valor de 2.000 euros y adjudicó a la empresa EasyConcept la oficina de atención al ciudadano con el voto favorable de la oposición. "La documentación aportada por el ayuntamientos sobre estas adjudicaciones es totalmente transparente", añadió. Además, González Panero aclaró que rompió su relación con Correa en 2004. "Desde ese año no tengo ningún trato", indicó en declaraciones a los periodistas a su llegada a la Audiencia Nacional. El alcalde añadió que conoció al empresario debido a las buenas relaciones que mantenía "con gente del partido" y dijo que su intención es ayudar a lo que se pueda y conseguir de esta forma que "todo quede claro". "No quiero seguir estando en portadas de periódicos en las que se dicen burradas sin relación alguna con la realidad", apostilló.