El arquitecto municipal de Librilla asegura que no ha visto irregularidades urbanísticas en el Ayuntamiento

MURCIA, 17 (EUROPA PRESS)

El arquitecto municipal de Librilla, José Luis Martínez, aseguró hoy que no ha visto irregularidades urbanísticas en el Ayuntamiento, aunque precisó que como tal "tampoco era mi misión".

Martínez que hizo estas declaraciones momentos antes de entrar a declarar ante el titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Murcia, Andrés Carrillo de las Heras, que investiga la presunta trama de corrupción urbanística destapada en noviembre del pasado año en dicho municipio, incidió en este sentido en que "la parte de gestión de lo que son los convenios prácticamente todo era a Iniciativas para el Desarrollo de Librilla (IDL)", empresa municipal que adjudicó a Acadi la redacción del Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) de dicho municipio. "En nuestra área no hacíamos nada de ese tipo", insistió.

Tras prestar declaración ante el magistrado durante más de cinco horas, Martínez, quien permanece imputado por esta trama, dejó claro que facilitó toda la documentación que se le pidió, "incluso más de lo que yo tenía", y que no ha sido citado nuevamente a declarar.

Al hilo, afirmó a los periodistas allí presentes que salía "más tranquilo" y que la comparecencia giró entorno a preguntas relacionadas con las adjudicaciones de las empresas y "más cuestiones". Tras lo que agregó que él no ha firmado nunca y que "esto correspondía a la empresa municipal IDL".

En concreto explicó que su función era "el área de urbanismo municipal porque IDL no es el Ayuntamiento, es una empresa municipal totalmente a parte del consistorio". Su papel, prosiguió, era "menos casar a la gente, de todo", porque "aquello es muy pequeño, un ayuntamiento que tiene 4.000 habitantes y el área de Urbanismo la llevaba un secretario, un administrativo y yo". "Ha sido a raíz de estos últimos tiempos de sanción cuando han intervenido más técnicos y se decidió hacer el Plan General de Ordenación Municipal", añadió.

Respecto a dicho plan indicó que "se contrató un equipo que era el que lo llevaba y la empresa municipal de suelo IDL, que era totalmente autónoma, y en la que yo no he intervenido en absoluto".

La ronda de comparecencia se reanudó tras un paro de una hora para comer, poco antes de las 17.00 horas, con la declaración de Domingo Peñalver, el ingeniero de Caminos y el que fue copropietario de la empresa Acadi, adjudicataria de la redacción del PGOM de Librilla, que acudió al Tribunal ocultando su rostro y negándose a hacer ningún tipo de declaración a los medios. El pasado mes de diciembre, el juez dictó para Peñalver libertad con cargos y sin fianza.

Tras la declaración de Peñalver se tiene previsto que comparezcan el representante de la empresa Topomur S.L., Francisco Julián Mena y el representante de Asotec Ingenieros S.L., Francisco Javier Conejo, ya que ambas empresas, junto con Acadi, concurrían a los concursos del Ayuntamiento.

Finalmente, la comparecencia del ex concejal de Patrimonio y Finanzas del Ayuntamiento de Librilla, Francisco Navarro, no se producirá ya que, como explicó su letrado, no vendrá al encontrarse en el extranjero.

En la denominada 'Operación Biblioteca', el magistrado abrió un procedimiento por cohecho, prevaricación y negociaciones prohibidas a los funcionarios públicos. Así, ordenó el ingreso en prisión provisional del alcalde 'popular' de Librilla, José Martínez García; el teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, Pedro Martínez; el consejero delegado de Iniciativas para el Desarrollo de Librilla S.L, José Andrés Cortés; y el funcionario de la Comunidad Autónoma, en excedencia desde el año 2007, José Luis Cano, quedando todos ellos en libertad el pasado mes de diciembre.