El Consell celebra los 30 años de los Ayuntamientos democráticos exigiendo una "mejora" de la financiación municipal

Recuerda que los Consistorios asumen competencias que no les corresponden y confía en que éstas sean delimitadas en la nueva Ley de Régimen Local PALMA DE MALLORCA, 04 (EUROPA PRESS)

El conseller insular de Cooperación Local del Consell de Mallorca, Miquel Rosselló, celebró hoy el 30 aniversario de los Ayuntamientos democráticos exigiendo una "mejora sustancial" de la financiación municipal, con el fin de resolver la "gran asignatura pendiente del municipalismo del Estado Español", teniendo en cuenta que los Consistorios son las instituciones más próximas a los ciudadanos, por lo que "no tan sólo han asumido sus obligaciones reales, sino también competencias que no les son propias".

Por ello, destacó que la nueva Ley de Régimen Local debe "delimitar y definir el incremento de las competencias que le son propias a los Ayuntamientos".

Durante su intervención en el acto, celebrado en el Teatro Principal de Palma, en el que se entregó una medalla conmemorativa a los primeros 53 alcaldes de la democracia de Mallorca, Rosselló subrayó la necesidad de una nueva financiación para los Consistorios, con el fin de que continúen siendo un "eje central y vertebrador del sistema democrático y puedan seguir desarrollando una excelente gestión".

Por otro lado, apuntó que los Ayuntamientos han jugado un "papel decisivo e histórico" en los últimos 30 años, desde las primeras elecciones democráticas en los municipios, celebradas el 3 de abril de 1979, después de una "larga etapa de dictadura". El conseller recordó que los Consistorios fueron las últimas instituciones del Estado en recuperar la democracia, tras la muerte de Franco y subrayó que los ediles que ocuparon su lugar de responsabilidad tras los primeros comicios, asumieron un reto "impresionante transformando unas instituciones que venían de un sistema dictatorial y abriendo las puertas y ventanas de la casa del pueblo para que entrase la libertad y la democracia".

Rosselló remarcó que los pueblos y ciudades que se encontraron los primeros responsables municipales estaban con "falta de casi todo", debido a que había una "larga lista de deficiencias de todo tipo", ya que los servicios sociales eran "inexistentes, mientras que también carecían de infraestructuras culturales y deportivas; las calles estaban sin asfaltar y muchos municipios no tenían redes de agua ni de alcantarillado".

"SIN EXPERIENCIA POLÍTICA NI DE GESTIÓN PÚBLICA"

"Tras encontrarse con esta realidad, los primeros ediles comenzaron a transformarla sin experiencia política ni de gestión pública, pero con mucho coraje y convicción democrática", remarcó Rosselló, quien aseveró que "sólo falta pasearse por los pueblos y ciudades de Mallorca para constatar que los cambios producidos en estos 30 años son espectaculares y el balance de gestión es altamente positivo".

En similares términos se expresó la presidenta del Consell de Mallorca, Francina Armengol, quien recalcó que los Ayuntamientos han sido una pieza "clave en la consolidación de la democracia" y, en esta línea, destacó que su papel fue "fundamental" para mejorar infraestructuras, fomentar la participación ciudadana y fueron pioneros en la creación de una gran red de servicios públicos locales.

Armengol recordó que durante este periodo, el Consell ha ido ganando "peso político" logrando competencias a través de las diferentes reformas estatutarias, que han convertido a la institución insular en el "auténtico Gobierno de Mallorca y en el referente político indiscutible de la isla". Por ello, recordó que el Consell mantiene con el Govern y el Ejecutivo central un proceso de diálogo y negociación "permanente" que debe permitir a la institución insular disponer de la financiación "adecuada para hacer las políticas que necesita Mallorca".

Tras la intervención de Rosselló, se emitió un video que comenzó con la noticia emitida el día de la muerte de Franco anunciando su fallecimiento y, a continuación, con música de rock and roll aparecieron imágenes de ciudadanos votando el 3 de marzo de 1979. Durante el documental, en el que varios ex-alcaldes contaron sus experiencias tras ser elegidos en las primeras elecciones democráticas, la presidenta del Parlament y primera mujer alcaldesa de un Consistorio de Mallorca (Costitx), Maria Antònia Munar, consideró que debería ser "obligatorio" que todo político que ocupe un cargo institucional trabajara primero en un Ayuntamiento por la "experiencia" política que supone trabajar en la administración más cercana a los ciudadanos.

"NO SE DEBE PARAR EL CAMINO INICIADO"

En nombre de los 53 primeros alcaldes de Mallorca, intervino el ex-primer edil de Artà, Jaume Morey, quien destacó que el camino iniciado hace 30 años "no se debe parar", ya que el "aire fresco" que entró en los Ayuntamientos "no se ha diluido" en las actuales instituciones municipales, que gestionan una "enorme labor".

"Tal vez en aquella época deseábamos más de lo que ahora tenemos, debido a que aspirábamos a mucho porque pensábamos que en democracia arreglaríamos el país", resaltó, a la vez que dijo que entonces, era "fácil saber lo que había que hacer porque sabíamos lo que no teníamos".

No obstante, admitió que "no era tan fácil" conseguirlo, porque había que "vencer unas sinergias" que se habían mantenido durante "demasiado tiempo" en el sentido de que los ciudadanos habían tenido durante la dictadura una relación de "miedo y de sospecha mutua" con los poderes públicos.

Así, dijo que el primer objetivo era lograr que el Ayuntamiento fuese la casa de todos los ciudadanos y, posteriormente, había que "superar la falta de recursos y la escasez de experiencia política respetando las garantías democráticas libremente aceptadas por todos los ciudadanos". "Había que poner en marcha una maquinaria anquilosada, pero teníamos ganas de afrontar retos difíciles", zanjó.

Tras 30 años de trabajo y discrepancias entre los diferentes grupos políticos, Morey destacó que actualmente, los Consistorios son "más sólidos y nadie pone en duda su eficacia", a pesar de que ahora asumen una gestión "mucho más compleja", que requiere de la "aportación entusiasta de personas honestas y preparadas para trabajar por el bien común".

Durante estos años, recalcó que no sólo se han creado nuevos servicos e infraestructuras en los municipios, sino que se han incorporado los jóvenes y las mujeres a la vida política, así como la lengua catalana en la vida pública de Baleares, después de que su uso fuese "castigado" durante la dictadura de Franco.

Finalmente, Morey sostuvo que los Consistorios deben ser "fieles a la confianza recibida" por los ciudadanos, así como tener una "transparencia en la gestión, un respeto hacia todo el mundo y una sensibilidad hacia lo que pide la población".

"MOMENTOS COMPLICADOS"

El acto, al que asistieron entre otros la presidenta del Parlament, la consellera de Asuntos Sociales, Fina Santiago, y la alcaldesa de Palma, Aina Calvo, concluyó con la intervención de Armengol, quien aseveró que en 1979, la ciudadanía "no se acababa de creer que en sólo dos años habían tenido que pasar por las urnas en cinco ocasiones; en el 76 para el referéndum de la reforma política; en el 77 para las elecciones generales, en el 78 para votar la Constitución; en marzo del 79 para otros comicios generales y el 3 de abril del 779 para los municipales".

"Recuperar la democracia no fue nada fácil y ahora que vivimos momentos complicados hay que recordar el espíritu de entrega y sacrificio de todos los políticos y de la sociedad que recuperaron las libertades tras 40 años de dictadura", concluyó la presidenta del Consell de Mallorca.