El director de Urbanismo dice que los PGO saldrán "como churros" si se aprueba la Ley canaria de medidas urgentes

El presidente de la Cámara tinerfeña advierte de la preocupación por el "enconamiento" y la "parálisis" que sufren los planes urbanístico SANTA CRUZ DE TENERIFE, 25 (EUROPA PRESS) El director general de Urbanismo del Gobierno de Canarias, Jesús Romero, aseguró esta tarde que una vez se apruebe la Ley de medidas urgentes en materia de sostenibilidad, ordenación del territorio y del turismo de Canarias, los Planes Generales de Ordenación (PGO) se van a tramitar "como churros por la situación de desbloqueo que produce y porque en estos momentos es muy necesario". Romero se manifestó así durante la celebración de una jornada informativa sobre la situación de los Planes de Ordenación en las islas en la sede de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Santa Cruz de Tenerife, en la que también estuvo presente el presidente de la patronal, Ignacio González, y el vicepresidente de la Federación de Entidades de la Construcción de la provincia tinerfeña (Fepeco), Diego Vega. El director general de Urbanismo estimó que la aprobación de la Ley de medidas urgentes se producirá en el próximo Pleno del Parlamento canario, aunque reconoció que se debería haber hecho en diciembre de 2008 y no ahora. Asimismo, se mostró convencido de que el PSC-PSOE, que ha mostrado reiteradamente su oposición a esta Ley, la llevará al Constitucional, añadiendo que es "posible que cuando se esté aplicando y teniendo en cuenta la poca especialización que tienen los tribunales en este asunto, pues igual, fallan a favor de la oposición", por lo que espera que no se produzca "una revuelta popular" al tenerse que anular algunos de los planes. Por otra parte, Romero admitió que a los Planes Generales de Ordenación "se les ha cargado en exceso de cuestiones que van más allá de sus meras capacidades, por ejemplo, introduciendo estudios de movilidad o estudios de riesgo, que son tareas que escapan del ámbito municipal". Además, incidió en que los PGO "no son la solución a la situación económica actual", al tiempo que hizo hincapié en que los municipios "están sufriendo una sobrecarga legislativa, ya que en Canarias existe un marco legal supeditado a la legislación estatal, la legislación canaria y la legislación supletoria", por lo que dijo ser consciente de que es necesario simplificar este marco, algo que, a su juicio, se va a poder hacer gracias a la Ley de medidas urgentes, "una Ley que no hemos sabido explicar muy bien, que ha sido muy criticada por el partido de la oposición, y que los municipios a los que hemos consultado la han encontrado satisfactoria porque resulta ser provechosa", puntualizó. Según Romero, "con la Ley de medidas urgentes sería posible desarrollar el suelo ya clasificado sin que haya que esperar a la aprobación de los planes", al tiempo que hizo hincapié en el esfuerzo de apoyo económico a la redacción de los planes y para la modernización y gestión de las oficinas municipales, "algo en lo que en los últimos seis años se han invertido más de 35 millones de euros". Junto a la Ley de medidas urgentes, el director general de Urbanismo explicó que existe un borrador de decreto de simplificación administrativa, "que está sobre la mesa y sobre la que pesa un mandato del presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, que nos ha instado a que lo resolvamos rápidamente y con sentido común". ADAPTACIÓN BÁSICA Según el director general de Urbanismo, estas medidas han favorecido que en estos momentos hasta 21 municipios cuenten con una adaptación básica al Texto Refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio en Canarias (TRLOTENC), y 33 lo estén plenamente. Explicó, además, que otros 12 municipios tienen adaptada, con aprobación definitiva, su ordenamiento a las Directrices, 28 se encuentran en fase inicial y otros 14 están en fase de aprobación provisional, por lo que, en opinión de Romero, "no existe parálisis generalizada, sino que estamos en un proceso de culminación en gran parte de los municipios". Para Romero, entre los retos para agilizar el planeamiento se encuentra mejorar la gestión técnica y administrativa en las oficinas técnicas municipales, dotándolas de los instrumentos y la formación necesarias, así como de herramientas de planificación, gestión y verificación de proyectos. A su juicio, también es necesario modernizar los sistemas de gestión de las oficinas, aquello que permite la ejecución del planeamiento, mejorando sus servicios de atención al ciudadano y profesionalizando la gestión del territorio, además de aplicando nuevas tecnologías a la ordenación urbanística. En otro orden de cosas, el director general destacó el valor de las comisiones de seguimiento de los planes generales que, en su opinión, "suponen un impulso del que ya se ven resultados, ya que la Dirección General de Urbanismo ha celebrado 138 con el conjunto de los 88 municipios y comienza una nueva ronda para rematar el trabajo tras la aprobación de la Ley de medidas urgentes y lo que ello supone en los planes generales de ordenación". ECONAMIENTO Y PARÁLISIS El presidente de la Cámara de Comercio, Ignacio González, señaló que desde la Cámara "estamos preocupados por el enconamiento y la parálisis que sufren los planes urbanísticos en la mayoría de los municipios canarios, ya que en este momento de profunda crisis económica no puede ser que instrumentos tan potentes para el desarrollo de nuestras ciudades, como son los planes de ordenación, no salgan para adelante". Para González, "no se trata de buscar culpables sino soluciones que no sólo aligeren la aprobación de los planeamientos pendientes, sino que simplifiquen la complejísima legislación urbanística que hay en Canarias, una vieja demanda reiterada por promotores, arquitectos y demás agentes económicos". El presidente de la patronal transmitió al director general de Urbanismo el escenario de "inseguridad jurídica en el que se ven obligados a moverse los empresarios de las islas, a los que continuamente se les están cambiando las reglas del juego". Según apuntó, "desde el año 1995 se han aprobado cinco leyes urbanísticas en el archipiélago, sin contar las sectoriales, tres reglamentos y un par de modificaciones sobre los textos legales aprobados, un exceso normativo que ha conducido a una parálisis insostenible en el manejo del suelo". "El problema es que se están cambiando constantemente las reglas del juego y es muy difícil que los empresarios se puedan programar, por lo que la gravedad de todo esto está en la imposibilidad de ejecutar proyectos de diversa índole, que reactivarían la economía generando puestos de trabajo", recalcó González, quien añadió que "no cabe duda de que la aprobación de los planes generales de urbanismo sería una válvula de oxígeno para la asfixiada economía de las islas, por lo que hay que buscar soluciones eficaces e inmediatas e impulsar de una vez por todas los planes de ordenación, porque con ellos se abriría la llave a importantes posibilidades de desarrollo, progreso y bienestar para Canarias". Por su parte, el vicepresidente de Fepeco, Diego Vega, señaló que es "inadmisible" seguir hablando de aprobar planes generales de ordenación, por lo que "hay que marcar una etapa para poder disponer de un planeamiento correcto y duradero porque el Ejecutivo tiene herramientas para que los municipios acaben con sus planeamientos, y porque no podemos encontrar muchos motivos para su alargamiento en el tiempo". Finalmente, Vega solicitó al director general de Urbanismo que "para jugar todos con claridad, tenemos que saber qué podemos hacer en nuestro territorio, qué podemos construir y qué no, y al final, tener una baraja igual para todos", al tiempo que insistió en que "con carácter urgente se adopten medidas que conduzcan a que en un plazo corto de tiempo podamos tener un planeamiento adaptado a nuestra realidad". .