El ex presidente balear Matas asegura en una carta a la prensa que no tiene "nada que ocultar"

  • Palma, 26 feb (EFE).- El ex presidente del Govern, Jaume Matas, ha enviado una carta a los periódicos locales de Baleares en referencia a las investigaciones de la Guardia Civil sobre su patrimonio, en la que asegura que no tiene "nada que ocultar" y repite que se pone a disposición de la Fiscalía de Baleares.

El ex presidente balear Matas asegura en una carta a la prensa que no tiene "nada que ocultar"

El ex presidente balear Matas asegura en una carta a la prensa que no tiene "nada que ocultar"

Palma, 26 feb (EFE).- El ex presidente del Govern, Jaume Matas, ha enviado una carta a los periódicos locales de Baleares en referencia a las investigaciones de la Guardia Civil sobre su patrimonio, en la que asegura que no tiene "nada que ocultar" y repite que se pone a disposición de la Fiscalía de Baleares.

En la carta, que hoy publican "Balears", "Última Hora", "Diario de Mallorca" y "El Mundo, el día de Baleares", Matas afirma: "No tengo ningún patrimonio oculto ni nada que ocultar".

La epístola del ex presidente es una respuesta a la noticia publicada ayer por el Diario de Mallorca, titulada "La Uco de la Guardia Civil rastreó el patrimonio oculto de Matas".

Matas, que en la actualidad reside en Washington, reitera en el texto que se puso a disposición de la Fiscalía de Baleares en el momento en el que tuvo conocimiento de que ésta había iniciado "unas diligencias informativas 'secretas'". También indica que no ha recibido respuesta a dicho ofrecimiento.

El ex presidente del Ejecutivo balear explica que tuvo un piso alquilado en la calle Goya de Madrid y que actualmente tiene otro, también arrendado, en la calle Ramón de la Cruz, donde residen sus hijos "que trabajan o estudian en Madrid". Matas puntualiza que en ambos casos el alquiler es "a precio de mercado".

Matas considera que se ha abierto una "nueva vía de difamación" en su contra, basada en afirmar que "existen sospechas fundadas" y advierte de que si no hay pruebas de dichas sospechas, está siendo calumniado: "Considero que cualquier acusación, velada o no, debe ser probada. Porque en caso contrario, es falsa y es una calumnia".

"No quiero ningún derecho que no me corresponda, como cualquier otro ciudadano. Pero tampoco quiero que se me nieguen los derechos que tienen el resto de los ciudadanos", asegura en la carta el que fuera presidente del Govern entre 2003 y 2007.

El ex presidente exige que "unas diligencias informativas que son secretas, lo sean, porque de lo contrario se está cometiendo un delito".

"Exijo mi derecho a defenderme y a poder explicar la verdad. Exijo por último, respeto a mi privacidad y a la de mi familia", concluye la carta del ex presidente autonómico.