eL Gobierno balear espera que Caamaño "sea el ministro de las transferencias"

Añade que Bermejo planteó bien las cosas conceptualmente pero no desde el punto de vista de "la mano izquierda"

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El conseller de Presidencia del Gobierno balear, Albert Moragues, expresó hoy su satisfacción por la actitud del ministro de Justicia, Francisco Caamaño, de desplegar recursos económicos para cumplir objetivos "muy requeridos" por los usuarios de esta administración, y en lo que atañe a Baleares esperó que el nuevo titular de Justicia "sea el ministro de las transferencias".

Moragues también apreció un cambio de postura respecto al anterior titular --Mariano Fernández Bermejo-- que había planteado "las cosas bien desde el punto de vista conceptualmente, pero no muy bien desde el punto de vista de la mano izquierda", dado que en un "mandato muy corto" el ámnito judicial "se levantó en armas".

Así se pronunció Moragues tras asistir a la intervención del ministro en un desayuno informativo organizado por Europa Press, para recalcar que confía en la voluntad de Caamaño de resolver "muchos problemas o encauzarlos al menos" que presenta actualmente la administración de Justicia.

Concretamente, se refirió a la modernización de la Justicia que a su juicio requiere "básicamente dinero", un aspecto que a su juicio el nuevo ministro ha puesto sobre la mesa "planteando recursos económicos, ideas y objetivos" para ello.

Además, el conseller de Presidencia ha apreciado un cambio "muy sustancial" en este departamento dado que la experienca vivida durante el mandato del ex ministro Bermejo "ha hecho que el Gobierno se sensibilizara muchísimo más" para resolver las condiciones de trabajo que presentan muchos de los juzgados españoles.

"Nadie querría trabajas en las condiciones que presentan los juzgados españoles", expresó Moragues para detallar que la solución a estas dificultades se encuentra en desplegar inversión y el compromiso con los usuarios y profesionales del mundo de la Justicia, quedando patente que este último aspecto "está claro que se tiene".