El Gobierno de Canarias adjudica a la UTE Dragados y Fronpeca la Vía Litoral de Santa Cruz de Tenerife por 40,2 millones

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 19 (EUROPA PRESS) La Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Dragados y Fronpeca ejecutatrá la primera fase de la nueva vía litoral de Santa Cruz de Tenerife, por un presupuesto de 40, 2 millones de euros y un plazo de 30 meses para su ejecución, después de que el consejero de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias, Juan Ramón Hernández, haya firmado la adjudicación de este primera fase que pretende mejorar el tráfico de la avenida Marítima, según ha informado hoy la consejería en un comunicado de prensa. Esta actuación se desarrollará entre la Estación Marítima --en la Avenida Francisco La Roche-- y el barranco de Santos y está incluida en el convenio de Colaboración suscrito entre el Gobierno de Canarias y el Ministerio de Fomento para la ejecución de carreteras de Interés General en el archipiélago. Sin embargo, el concurso se celebró con la premisa de que esta obra es de las que se prefinancian por las empresas adjudicatarias con un aval del Gobierno de Canarias. Para la ejecución de las obras se ha previsto contar puntualmente con el apoyo de la vía de penetración del Puerto de Santa Cruz de Tenerife. Las administraciones tinerfeñas han previsto la próxima firma de un convenio que suscribirán la Consejería de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias, la Autoridad Portuaria, el Cabildo de Tenerife y el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife para realizar un seguimiento muy coordinado de los trabajos. Cabe recordar que esta obra no estaba entre las previstas en el convenio para su ejecución inmediata, pero los estudios de tráfico y el acuerdo entre todas las administraciones implicadas sobre la importancia de la misma, ha permitido que la Vía Litoral se traslade desde el Anexo tres del acuerdo con el Ministerio de Fomento --obras sin dotación presupuestaria--, al anexo dos de dicho documento, que prevé la ejecución de obras hasta el año 2017. La Vía Litoral de Santa Cruz de Tenerife se incluye en el conjunto de obras a realizar en virtud del Plan Territorial Especial del Área Metropolitana de Santa Cruz de Tenerife. Este Plan, entre otras medidas, analiza las grandes líneas de conexión del Área Santa Cruz-Laguna con el resto de la isla y las conexiones internas dentro de la misma, además de proponer un modelo de infraestructura viaria que solucione los grandes problemas de funcionamiento en la red existente. En particular, los problemas más acuciantes se presentan en las vías principales de Santa Cruz y de La Laguna. La Vía Litoral de Santa Cruz de Tenerife tendrá como objeto mejorar las comunicaciones entre la ciudad y la zona portuaria, así como de cerrar el anillo metropolitano por el litoral. Se propone la ordenación del tráfico tanto urbano como portuario en el frente marítimo del área capitalina. Las actuaciones propuestas consisten en la creación de una vía litoral tal y como se recoge en la revisión del Plan General del Ordenación de Santa Cruz, segregando los tráficos de paso de los meramente urbanos y de los portuarios. La actuación incluye además el soterramiento de algunos de sus tramos y el diseño de los enlaces con la ciudad. Estas actuaciones mejoran considerablemente la imagen de la ciudad, permitiendo el acceso al mar desde los puntos más emblemáticos y eliminando el efecto barrera que ahora producen los viarios del frente marítimo y el del puerto. Las soluciones propuestas en el proyecto pretenden no solo mejorar la movilidad y accesibilidad dentro del sistema viario de la ciudad, sino busca aumentar la calidad de vida de los ciudadanos mediante la mejora de las condiciones ambientales -disminución de los niveles de ruido y contaminación - y la recuperación urbana de espacios ocupados hasta el momento por vías de alta densidad de tráfico. Con respecto a Santa Cruz de Tenerife y en lo que al litoral se refiere, el plan a desarrollar en el área metropolitana analiza la zona portuaria y los barrios de Valleseco, María Jiménez y San Andrés, donde el ayuntamiento capitalino prevé un importante desarrollo turístico y de infraestructuras de ocio. En la actualidad, a toda esta zona sólo se puede acceder a través del frente marítimo de Santa Cruz para conectar con la autovía de San Andrés, que ya hoy en día presenta un grave problema de capacidad en la conexión con la ciudad. Por otro lado la gran cantidad de tráfico que penetra en la capital a través del frente marítimo (Avenida de la Constitución y Avenida Francisco La Roche) crea un conflicto con el desarrollo de la ciudad debido al efecto barrera que restringe el acceso al mar al que con esta obra se pretende dar respuesta.