El Govern invertirá 40 millones más a la rehabilitación de viviendas

BARCELONA, 19 (EUROPA PRESS)

El Gobierno catalán aprobó hoy destinar 40 millones de euros a la rehabilitación de viviendas, que se suman a los cinco millones ya previstos para 2009 y a los 20 millones de la dotación extraordinaria hecha pública en abril, según explicó hoy el conseller de Medio Ambiente y Vivienda, Francesc Baltasar, tras la reunión de los acuerdos de Govern.

En total, el Govern destinará 66 millones a rehabilitar el parque de viviendas existentes, un 45% más que en 2008. Estas ayudas beneficiaron a 18.623 hogares el año pasado y, según las previsiones, en 2009 la cifra se aproximará a los 28.000 pisos, con un importe medio de 2.400 euros. En el marco de la crisis económica actual, el Govern avanza hasta el 60% del importe de las subvenciones aprobadas.

Baltasar explicó que su Conselleria se ha ofrecido para gestionar la Renta Básica de Emancipación, que otorga el Gobierno central, debido a los retrasos en el cobro. Indicó que en algunos casos se tarda hasta diez meses en percibir la ayuda.

Reconoció que existen "dificultades" para que las entidades financieras den créditos a la vivienda, a pesar del acuerdo que alcanzaron en julio la Generalitat y 18 bancos y cajas para crear una línea de préstamos en condiciones ventajosas para la compra de vivienda protegida y para obras de rehabilitación.

El conseller repasó algunas de las ayudas del Govern en materia de vivienda, como la convocatoria de dos millones de euros para evitar el desahucio de 1.250 viviendas este año, y explicó que en el primer trimestre del año se han firmado 21.000 contratos de alquiler, un 5% más que el mismo periodo de 2008. En cambio, la compraventa de viviendas cayó un 45%.

El parque de viviendas desocupadas en Catalunya es de 85.000 unidades. Baltasar confió en reducir el stock si se bajan los precios, como ya han hecho algunos promotores, que han puesto hasta un 30% la vivienda más barata.

El Govern dio hoy luz verde a dos decretos en materia de vivienda. Uno se refiere al realojo de las personas afectadas por actuaciones urbanísticas, como remodelación del barrio, rehabilitación, planeamientos urbanísticos o afectaciones por la construcción de alguna infraestructura. Esta norma modifica el reglamento de la Ley de urbanismo en cuanto al derecho de realojo y "aclara" en Catalunya el régimen de sustitución de viviendas en procesos de remodelación urbanística.

Se crea una nueva tipología llamada Viviendas Afectados Urbanísticos (HAUS, por sus siglas en catalán), que tendrán una valoración "más realista" en relación a los precios de mercado. Los precios coinciden con los de la vivienda de precio concertado en Catalunya, que van de los 4.000 a los 1.600 euros por metro cuadrado.

El segundo decreto supone la creación de un Registro general de solicitantes de vivienda protegida de Catalunya, que unificará todos los registros, incluidos los de los ayuntamientos. Todos los ciudadanos que necesiten una vivienda de protección oficial y que cumplan los requisitos deberán inscribirse en el Registro, que tiene una duración de tres años renovables.

Las promociones de vivienda en Catalunya, tanto públicas como privadas, deberán adjudicarse por sorteo entre los inscritos en el Registro, igual que las segundas transmisiones. Quedan fuera de la obligación del sorteo público las promociones privadas de vivienda protegida sobre suelo libre y el 30% de las privadas que se hagan sobre suelo protegido, pero también deberán figurar en el Registro.