El Justicia apuesta por combatir con intensidad el cáncer social de la corrupción

  • Zaragoza, 19 mar (EFE).- El Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, ha hecho hoy hincapié en la necesidad de combatir "con toda intensidad" el "cáncer social" de la corrupción urbanística, una práctica que, ha dicho, hace que "se enriquezcan unos pocos" con los recursos de todos.

Rudi dice que "políticos debemos de actuar con criterios de honradez"

Rudi dice que "políticos debemos de actuar con criterios de honradez"

Zaragoza, 19 mar (EFE).- El Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, ha hecho hoy hincapié en la necesidad de combatir "con toda intensidad" el "cáncer social" de la corrupción urbanística, una práctica que, ha dicho, hace que "se enriquezcan unos pocos" con los recursos de todos.

García Vicente, quien ha tomado hoy posesión por tercer mandado consecutivo como Justicia de Aragón, se ha referido después, a preguntas de los medios de comunicación, a la presunta trama de corrupción urbanística destapada en el municipio zaragozano de La Muela, dentro de la que ayer fueron detenidas 18 personas, entre ellas la alcaldesa de la localidad, María Victoria Pinilla, y hoy una más.

Ha insistido a este respecto que según la Ley del Justicia él no puede intervenir en asuntos que tienen procedimientos judiciales abiertos, y ha dicho que esperará al resultado de las investigaciones antes de avanzar su opinión.

No obstante, sí que ha insistido en que es "fundamental" la "transparencia" en el cumplimiento de las normas y se ha mostrado "claramente en contra" de operaciones fraudulentas relacionadas con el urbanismo, independientemente de que en este caso se demuestre que hay delito o no.

A su juicio, las instituciones democráticas sí que tienen mecanismos para evitar este tipo de prácticas fraudulentas o, cuando menos, para detectarlas y penarlas, aunque ha insistido en que, "como todo, son mejorables".

El Justicia ha recibido en el último año tres quejas de particulares relacionadas con este municipio, una de ellas referente a la recepción de unas obras sobre la que se emitió una resolución que fue aceptada por el Consistorio; otra sobre derroche energético por el excesivo encendido de las luces, y otra sobre las tasas que se cobraron para hacer los exámenes de una oposición que finalmente no se realizó, y que fueron devueltas.

García Vicente ha hablado también del problema de la financiación municipal, que está "mal prevista" porque muchas pequeñas localidades tienen que recurrir a la venta y urbanización de suelo como única forma de conseguir fondos para prestar los cada vez más numerosos servicios que tienen que prestar a los ciudadanos como administración más cercana.