El Potaum contempla 23 áreas de crecimiento, que generarán 12.000 millones de inversión y 100.000 empleos

Los ayuntamientos de Málaga y Torremolinos votan en contra y De la Torre critica que haya "invasión" de competencias municipales

MÁLAGA, 2 (EUROPA PRESS)

El Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Málaga (Potaum), aprobado provisionalmente hoy tras una reunión con los 13 ayuntamientos implicados, contempla 23 áreas de oportunidad productivas, turísticas y residenciales, que se prevé que generen una inversión de 12.000 millones de euros y 100.000 puestos de trabajo, según informó el consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas.

Del total de los 13 ayuntamientos que conforman el área metropolitana de Málaga, 10 votaron a favor del Potaum, frente a la abstención de Alhaurín de la Torre, que quiere que se apruebe en pleno, y el voto en contra de Málaga y Torremolinos.

Del total de las 23 áreas de oportunidad, 10 serán productivas, con lo que se reservan 1.905 hectáreas para permitir el desarrollo tecnológico y mejorar el tejido empresarial metropolitano, según explicó el consejero en el transcurso de una rueda de prensa en Málaga, en la que indicó que varias de estas áreas se han incluido a través de las alegaciones presentadas por las distintas corporaciones municipales.

En cuanto a las áreas turísticas, el Potaum establece un total de seis, lo que supone 310 hectáreas para instalaciones hoteleras, equipamientos y servicios. Por su parte, el planeamiento recoge siete áreas de carácter residencial, lo que, según Espadas, permitirá construir en torno a 24.500 viviendas, de las cuales, entre el 55 y el 65 por ciento tendrán que ser protegidas.

"Si a esta cantidad prevista, añadimos las viviendas que ya se contemplan en los distintos planes urbanísticos de los municipios, podemos cubrir la demanda de viviendas, que se sitúa en las 30.000", aseguró el consejero de Vivienda.

Espadas resaltó la "importancia" de un documento que se configura como "una herramienta concebida para ordenar un crecimiento sostenible y coherente por encima de las decisiones adoptadas por los distintos municipios", e insistió, en este sentido, en el carácter supramunicipal del Potaum. "No hay invasión de competencias municipales, sólo un proceso de identificación de un modelo territorial coherente", apuntó.

Además, informó de que la zona que recoge el Potaum se caracteriza por su crecimiento demográfico, de tal forma que desde 1981 a 2008 aumentó la población en 250.000 habitantes, lo que supone un crecimiento del 40 por ciento, casi 13 puntos más que la media andaluza, "lo que aumenta la necesidad de establecer una serie de parámetros que garanticen un crecimiento ordenado".

VOTOS EN CONTRA

Respecto al Ayuntamiento de Málaga, Espadas afirmó que la postura del alcalde, Francisco de la Torre (PP), responde al interés por "sacar el máximo partido" del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la capital, que se encuentra en su fase final de tramitación.

"De la Torre tiene que comprender que estamos ante dos planes distintos, por lo que no puede pensar exclusivamente en los intereses de Málaga, cuando este planeamiento afecta a otros 12 municipios", sostuvo el responsable andaluz de Vivienda, que destacó que la principal diferencia ha surgido por el hecho de que el Ayuntamiento de Málaga entiende que se están invadiendo competencias municipales, "algo que es un error".

Asimismo, ha habido una serie de desacuerdos relacionados con la propuesta de puerto seco en Santa Rosalía, en el distrito de Campanillas, en la que la Junta ha reajustado las 250 hectáreas previstas en un primer momento hasta las 160, "con la intención de buscar consenso". Desde el Ayuntamiento también proponían un proyecto similar, pero contemplaban la ubicación del recinto ferial en la misma zona, lo que restaría 70 hectáreas a las 130 que proponían desde la Administración municipal.

Otras cuestiones que han provocado las diferencias entre ambas instituciones fueron la de no considerar la zona de Arraijanal como suelo urbanizable, "para proteger un lugar tan singular y único de toda la franja litoral malagueña", así como Limonar Alto, en este caso "por motivos de seguridad, ya que contamos con informes desfavorables a la urbanización en estos terrenos".

"De las 32 alegaciones presentadas por el Ayuntamiento de Málaga, hemos estimado ocho, otras 16 parcialmente y sólo ocho han sido desestimadas", aclaró Espadas. Al respecto, De la Torre consideró que de todas las alegaciones, "no se nos ha hecho caso prácticamente en nada".

DE LA TORRE

Asimismo, el regidor popular consideró que con el Potaum "sí se produce una invasión de las competencias municipales, motivo por el que hemos votado en contra", y añadió que "lo que a nosotros nos importa es la tramitación de nuestro PGOU, por lo que hemos mantenido nuestras posiciones al respecto, y la Junta tendrá que solucionar las contradicciones que se dan entre ambos planeamientos".

"Hemos echado de menos un estudio del agua o algo más ambicioso respecto a la ronda, y no tantas cuestiones relacionadas con la clasificación o tipología de suelos", lamentó el alcalde de Málaga, que valoró la actitud del nuevo consejero, "más educado correcto y elegante que la anterior consejera en cuanto a las formas", pero criticó que no haya habido "movimiento" tras las alegaciones presentadas por el Ayuntamiento.

Respecto al Consistorio de Torremolinos, gobernado también por el PSOE, Espadas indicó que los argumentos presentados para votar en contra han sido que en el Potaum no se permite el crecimiento del municipio, "pero tienen un PGOU aprobado y vigente con el que pueden crecer un 27 por ciento y construir más de 6.000 viviendas".

"Lo que el Potaum no permite es construir por encima de la autopista, ya que se considera un área protegida, un pulmón para la zona", explicó el consejero, que añadió que "deberían centrarse en ejecutar las posibilidades que ya tienen en su propio planeamiento".

En cuanto a las desaladoras previstas inicialmente en el Potaum, el consejero informó de que existe un acuerdo entre el Ayuntamiento de Málaga y la Agencia Andaluza del Agua para construirlas en la zona de La Araña y el Guadalhorce.

APROBACIÓN Y PLAZOS

Para que el Potaum sea, finalmente, aprobado, antes deberá pasar por la Comisión Provincial de Urbanismo, desde allí a la Comisión de Ordenación del Territorio, y, posteriormente, al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, proceso que se alargará a los próximos meses, según indicó el responsable del Gobierno andaluz en materia de Vivienda.

"Intentaremos que para agosto se apruebe definitivamente el plan", sostuvo, a lo que añadió que "en estos momentos de dificultad económica debemos tener adoptadas este tipo de decisiones para que en el momento en el que se pueda hacer algo, se comience directamente con la ejecución".