El PP acusa al Gobierno de no poner en práctica "ni una sola medida eficaz" para las sentencias de derribo

Sáenz de Buruaga ofrece el apoyo del partido al alcalde de Argoños, Juan José Barruetabeña SANTANDER, 24 (EUROPA PRESS) La secretaria general del Partido Popular, María José Sáenz de Buruaga, acusó hoy al Gobierno de Cantabria de no haber puesto en práctica "ni una sola medida eficaz" para solucionar el problema de las sentencias de derribo que afectan a viviendas en municipios costeros. Sáenz de Buruaga recordó desde que en 2007 los tres grupos del Parlamento pidieron soluciones al Gobierno, aún no se han puesto práctica ni una sola medida concreta. "Revilla lleva 14 años siendo responsable del urbanismo y no puede lavarse las manos", aseveró. Asimismo, la dirigente del PP mostró su apoyo y el de esta formación al alcalde de Argoños, Juan José Barruetabeña, "cuya conducta estamos seguros de que tiene como norte el bienestar de sus vecinos, los sentimientos humanitarios y el respeto a la legalidad". El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) ha dado un plazo de 15 días al alcalde para que se inicie el derribo de cinco viviendas ubicadas en la urbanización La Llama I, con sentencie firme de derribo desde el año 2002, además de ordenar que la demolición concluya antes de seis meses porque, si no se cumple el plazo de inicio o el de conclusión señalados, el alcalde será multado por delito de desobediencia. "La pasividad del Gobierno deja a los ayuntamientos absolutamente solos ante la decisión de tirar los hogares de sus vecinos, que son personas inocentes que adquirieron de buena fe sus viviendas", señaló la secretaria general, María José Sáenz de Buruaga. Además, aseveró que "Revilla no tiene ninguna intención de solucionar las sentencias de derribo, porque lleva 14 años dirigiendo el urbanismo de Cantabria y no ha dado señales de preocuparse seriamente por buscar salidas a este problema". Por tanto, reiteró que el Gobierno regional es "corresponsable" de esas situaciones jurídicas, "como ponen de manifiesto prácticamente todas las sentencias", por lo que opinó que tiene que "hacerse corresponsable" de dar soluciones. "Mientras el mundo judicial y municipal miraba al poder ejecutivo autonómico para ver si ofrecía soluciones como las que el Parlamento le demandó hace más de un año, el Gobierno de Revilla sólo estaba dejando pasar el tiempo y elaborando estudios que no concluyen en ninguna acción práctica para los afectados", finalizó Sáenz de Buruaga.