El PP advierte de que las obras en ejecución en un edificio protegido pueden ser ilegales

Los 'populares' creen que el equipo de Gobierno ha aprobado un proyecto que "no se ajusta a la legalidad" y le piden que rectifique

SANTANDER, 18 (EUROPA PRESS)

El Partido Popular de Medio Cudeyo advirtió hoy de que las obras de rehabilitación y reforma que se están ejecutando en el edifico Casa Corpas, en Solares, pueden ser ilegales porque, a su juicio, los trabajos autorizados no se ajustan a las limitaciones de las Normas Subsidiarias para un Edificio de Interés, como es éste.

Los concejales 'populares' creen que el equipo de Gobierno municipal, presidido por el regionalista Juan José Perojo, ha aprobado un proyecto que "no se ajusta a la legalidad" y le piden que rectifique.

Según sostienen en un comunicado, las Normas Subsidiarias establecen que las obras de remodelación y reforma de esta Casa pueden llegar a la demolición interior, "pero en ningún caso variar la morfología exterior y los elementos constructivos exteriores".

Sin embargo, el PP critica que el proyecto que pretende ejecutar el equipo de Gobierno, aprobado en Junta de Gobierno de 30 de octubre de 2008, "supone la desaparición total del edificio original y la construcción de un nuevo edificio en el que se cambia completamente el aspecto exterior".

Pero en opinión del PP, el proyecto no sólo incumpliría la modificación de las Normas Subsidiarias de 2002, con la que se catalogó este inmueble como Edificio de Interés, sino también las Normas Subsidiarias del Planeamiento de 1983.

En esas normas del 83 se establecen una serie de pautas de protección para este tipo de edificios, según las cuales, no podrán se demolidos ni total ni parcialmente, admitiéndose únicamente obras de mejora "procurando conservar todos los elementos que dan carácter al edificio y siempre de acuerdo con la ley del Patrimonio histórico-artístico", explican.

En cuanto a las demoliciones, se estipula que "en caso de producirse la ruina física del edificio podrá efectuarse su demolición procediendo con posterioridad a su reconstrucción devolviéndolo a su estado primitivo utilizándose idénticos materiales a los sustituidos".

Para el PP, las obras ejecutadas hasta el momento y el proyecto aprobado por la Junta de Gobierno Local incumplen con estas disposiciones ya que el proyecto aprobado "supone eliminar el interés arquitectónico e histórico del edificio" y, además, "se ha procedido a la demolición prácticamente total del edificio cuando está expresamente prohibida".

Igualmente, recalcan que sólo procedería su demolición en caso de ruina física y, en tal caso, reconstruyéndolo de forma fiel al original, pero lamentan que el proyecto aprobado "dará lugar a un edificio que nada tiene que ver con el original".

A todo esto se añade, según el PP, que el proyecto supone la "desaparición" de uno de los edificios que forman parte del Catálogo de Edificios de Interés recogido en el PGOU aprobado inicial y provisionalmente por el Ayuntamiento.

Los 'populares' ya han hecho constar todas estas reservas en el último pleno, celebrado el pasado 19 de marzo, y además ha presentado un escrito en el que solicita que se modifique el proyecto para que se ajuste a la legalidad vigente.