El PP de Salamanca indica que las críticas del PSOE por el derribo del Teatro Bretón obedecen a su "trastorno bipolar"

SALAMANCA, 26 (EUROPA PRESS)

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Salamanca indicó hoy que las críticas del PSOE al Gobierno municipal por el derribo del Teatro Bretón "obedecen al trastorno bipolar que sufre el partido de la oposición, capaz de defender un argumento y el contrario con el único objetivo de desgastar al Partido Popular".

Según la información de los populares facilita a Europa Press, en la Comisión municipal de Patrimonio que el pasado 14 de mayo dio el visto bueno a la licencia de derribo, el PSOE admitió que dicha petición se encontraba "dentro de la más absoluta legalidad", como consta "literalmente" en el acta de dicha comisión.

También, recordó que "el Teatro Bretón lleva cerrado y sin uso alguno más de siete años, sin que durante todo ese largo periodo de tiempo el Grupo municipal socialista se haya interesado en modo alguno por su destino".

"El PSOE olvida, además, que fue el Gobierno municipal quien propuso a los propietarios permutar el inmueble, posibilidad que éstos rechazaron. Igualmente silencia el PSOE que, si tanto interés tenía para ellos la conservación del Teatro Bretón, podían haber solicitado tanto al Ministerio de Cultura como al Ministerio de Vivienda su adquisición para el Centro de la Memoria Histórica o el Museo de Arquitectura", añadió.

Asimismo, "ignora intencionadamente el PSOE que con el anterior Plan General de Ordenación Urbana, aprobado cuando el Partido Socialista gobernaba la ciudad, se podían construir viviendas o incluso un hotel en el solar del Teatro Bretón", resaltó.

En cambio, recordó que "con el nuevo y vigente plan, aprobado por el Partido Popular, se restringieron considerablemente los usos impidiendo su destino para un establecimiento hotelero o para la construcción de viviendas".

En relación con la acusación del PSOE de que "el derribo del Teatro Bretón pone de manifiesto cuál es el modelo de ciudad del PP y de algunos constructores basado en la especulación", incidió en que "el partido socialista fue el que se opuso frontalmente en su momento a la adquisición del teatro más emblemático de la ciudad, el Liceo, que hubiera desaparecido de no evitarlo la intervención del Gobierno municipal. No pareció entonces importar al PSOE la recuperación de referentes históricos de la ciudad".