El PP elevará al Parlamento el nuevo PGOU de San Juan en defensa de cien viviendas amenazadas de "derribo"

SAN JUAN DE AZNALFARACHE (SEVILLA), 7 (EUROPA PRESS)

El Grupo parlamentario popular elevará a la Comisión de Vivienda y Ordenación del Territorio del Parlamento andaluz una proposición no de Ley para instar al Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache (Sevilla), gobernado por Juan Ramón Troncoso, a reconsiderar el contenido del avance de su nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y se atiendan las reclamaciones del colectivo vecinal contrario al "derribo" de cien casas que figuran entre las construcciones más antiguas del pueblo.

La portavoz parlamentaria del PP en la comisión de Vivienda y Ordenación del Territorio, Alicia Martínez, se reunió hoy con la plataforma vecinal creada en San Juan de Aznalfarache contra el nuevo PGOU y advirtió del "desorden interno" que reina en el municipio en materia urbanística y del desarrollo "inhumano y descontrolado" de la trama urbana en este pueblo que corona metropolitana de Sevilla. Al respecto, advirtió de que el planeamiento urbano se basa en "normas subsidiarias" que parten del año 1983, "incumpliendo la Ley de Ordenación de Andalucía" al imponer esta normativa de 2002 la adaptación de los planeamientos urbanos con el año 2007 como límite.

"El alcalde ha incumplido la Ley modificando puntualmente y a la carta según los intereses del PSOE", dijo Alicia Martínez advirtiendo de los "intereses especulativos" que han marcado el desarrollo urbanístico de San Juan de Aznalfarache, donde un colectivo de vecinos del Barrio Alto se ha alzado contra el "derribo" de aproximadamente cien viviendas que proyecta el nuevo PGOU, actualmente en fase de avance.

Es por ello que el PP elevará a la comisión de Vivienda y Ordernación del Territorio una proposición no de Ley al objeto de la Cámara autonómica inste al Ayuntamiento sanjuanero a "reconsiderar su propuesta" contenida en el avance del nuevo PGOU, estimando así las sugerencias protagonizadas por los vecinos y el PP en cuanto a "soluciones alternativas" que eviten el derribo de estas viviendas "intrínsecamente históricas" para el municipio.

Además, incluye la proposición no de Ley el "abandono de los criterios especulativos" para primar los intereses vecinales con la potenciación de las zonas verdes y la ordenación efectiva del municipio, uno de los primeros en experimentar las consecuencias del crecimiento de la corona metropolitana de Sevilla.

La portavoz del colectivo, María Luisa Moya, dijo de su lado que frente a las grandes superficies promovidas por el Ayuntamiento, el pueblo vive históricamente "del pequeño comercio" y debe recuperar los valores naturales perdidos con el crecimiento urbanístico, advirtiendo de que los vecinos mantendrán la lucha "por una sola casa".