El primer tramo del tranvía tendrá un presupuesto de 207 millones de euros y las obras comenzarán antes de 2011

La Conselleria de Movilidad baraja con la de Vivienda un plan de viabilidad en caso de que no lograr el cien por cien de financiación estatal PALMA DE MALLORCA, 23 (EUROPA PRESS) El Govern y el Ayuntamiento de Palma presentaron hoy el proyecto básico del futuro primer tramo del tranvía de la Bahía de Palma, que unirá la capital balear y el aeropuerto de Son Sant Joan y contará con un presupuesto de 207 millones de euros de los 380 que costará el proyecto global. Además, está previsto que las obras comiencen antes de 2011 y tengan una duración de entre 23 y 29 meses. Así lo indicó durante la presentación el conseller de Movilidad y Ordenación del Territorio, Gabriel Vicens, quien especificó que el trayecto tendrá una longitud de 10,8 kilómetros de vía doble y dispondrá de 21 paradas. En concreto, el tranvía partirá desde las Avenidas de Palma y pasará por Portitxol, Es Molinar, Coll d'en Rabassa y Can Pastilla, hasta llegar a la instalación aeroportuaria. Asimismo, está previsto que cuente con entre 12 y 14 millones de viajeros al año, especificó el conseller, quien aseveró que desde el Govern se exigirán inversiones "importantes" al Estado para que la infraestructura sea financiada desde Madrid. "No debemos quedar impasibles", resaltó Vicens, enfatizando que "debemos conseguir la máxima financiación posible" para sufragar los 380 millones de euros de coste global del proyecto. En este sentido, el conseller señaló que desde su departamento se está trabajando con la Conselleria de Vivienda y Obras Públicas para establecer un plan de viabilidad económica en caso de que no se consiga la totalidad de financiación estatal. A este respecto, recordó que tranvías del resto de España se han financiado con un 33 por ciento de inversión de Madrid, aunque en el caso de Palma consideró necesario que esta cantidad sea del cien por cien. Cabe recordar, en esta misma línea, que el director general de Movilidad, Toni Verger, ya avanzó a Europa Press que el Govern presentará este primer tramo a la próxima convocatoria de ayudas de la Agencia Ejecutiva de la Red Transeuropea de Transporte (TEN-T), de la Comisión Europea, con el objetivo de que financie el 10 por ciento de la futura infraestructura por cumplir los parámetros exigidos por la Unión Europea en materia de movilidad, tal y como ha trasladado este organismo al Ejecutivo autonómico. Respecto a las características del primer tramo, Verger, también presente en el acto junto a la alcaldesa de Palma, Aina Calvo, y el concejal de Movilidad, Joaquín Rodríguez, explicó que el tiempo de recorrido será de 26 a 28 minutos, aunque el tranvía 'express' -directo al aeropuerto, con dos o tres paradas- lo realizará entre 22 y 24 minutos. Además, la velocidad máxima será de 50 kilómetros por hora y tendrá una capacidad para 200 personas. RESPETO MEDIOAMBIENTAL Asimismo, la ejecución de la infraestructura se dividirá en los subtramos de Portitxol-Molinar, Coll d'en Rabassa-Can Pastilla, aeropuerto y Avenidas. Otro de los aspectos a los que se refirió Vicens es el respecto medioambiental del tranvía, un proyecto que "no contribuye a la contaminación" y se caracteriza por su eficiencia energética, además de tratarse de un medio "más seguro y accesible". Mientras tanto, en referencia a la ejecución, matizó que antes del inicio de las obras debe procederse a un periodo de comunicación del proyecto a asociaciones y vecinos, además de someterse a consultas ambientales y a su exposición pública. "Es muy difícil por ello establecer una fecha de comienzo de los trabajos pero prevén comenzar antes de 2011", incidió. En lo que se refiere a expropiaciones, se efectuarán en el vial norte de S'Arenal -ya contemplado en el Plan General de Palma- así como una expropiación parcial de un edificio abandonado camino de Can Pastilla. Por su parte, Aina Calvo destacó que la pretensión es lograr la convivencia entre el transporte público y privado y que el tranvía se complemente con la circulación de autobuses y vehículos. Tal y como indicó, en Palma se producen unos 800.000 desplazamientos diarios, por lo que subrayó que la movilidad "es un reto importante en la ciudad". Al mismo tiempo, manifestó que éste es el inicio de "un proceso largo pero no menos ilusionante, ya que se trata de una inversión de futuro que supondrá una transformación responsable y rigurosa".