El PSM señala que la ofensiva del PP contra la Fiscalía es una huída hacia adelante para tapar la corrupción

Los nacionalistas reclaman la dimisión de Cardona y le piden a Estarás que de explicaciones por la financiación de su partido PALMA DE MALLORCA, 13 (EUROPA PRESS) El PSM señaló hoy que la ofensiva del PP contra la Fiscalía es una huída hacia adelante para tapar la corrupción y desviar la atención sobre la "profunda crisis" que vive la formación "a raíz del alud de presuntos casos de corrupción que se están destapando dentro de sus filas", tanto en Baleares como en el resto del Estado. Asimismo, los nacionalistas consideran que el diputado del PP y ex conseller de Comercio, Industria y Energía, Josep Juan Cardona, debe dimitir, al tiempo que le piden a la líder 'popular' en las Islas, Rosa Estarás, que de explicaciones "sobre todas las presuntas tramas de corrupción que están saliendo a la luz y, de manera especial, sobre el supuesto caso de financiación ilegal del partido con fondos públicos". Con todo, el PSM señaló mediante un comunicado que la declaración judicial de Cardona "no esclareció las responsabilidades directas sobre el pago del envío de propaganda electoral del PP en Ibiza y Formentera con cargo al CDEIB", si bien desde los nacionalistas apuntan a que la "gravedad" de los hechos acontecidos en la Conselleria que él dirigía, "hace que se le tenga que exigir su renuncia a cualquier cargo de representación política, como es el acta de diputado al Parlament". En opinión de los nacionalistas, Estarás lo que debería hacer para recuperar la credibilidad es exigir la dimisión de Cardona y, en este punto, le recuerdan que, del mismo modo que el líder del PP nacional, Mariano Rajoy y la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, han forzado la dimisión de alcaldes y altos cargos del partido implicados en la trama de corrupción destapada por el juez Baltasar Garzón, ella debería ofrecer explicaciones "convincentes" sobre la financiación de su partido. "La actitud actual de la presidenta del PP sólo contribuye a la pérdida de credibilidad de las instituciones democráticas y de la política. Ahora más que nunca, los partidos políticos deben ser inflexibles en la lucha contra la corrupción y deben hacer todos los esfuerzos posibles por acabar con esta lacra, que mina la confianza de la ciudadanía en sus representantes y desprestigia la práctica política en su conjunto", concluye la nota.