El PSOE dice que es gravísima la nueva imputación de Zerolo y pide que deje la alcaldía

  • Santa Cruz de Tenerife, 13 feb (EFE).- El secretario general del PSOE de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Corrales, y el concejal socialista José Ángel Martin consideraron hoy "gravísimo" la nueva imputación por un presunto delito de cohecho al alcalde de Santa Cruz, Miguel Zerolo, y le piden que por dignidad no siga en la alcaldía "ni un minuto más".

El PSOE dice que es gravísima la nueva imputación de Zerolo y pide que deje la alcaldía

El PSOE dice que es gravísima la nueva imputación de Zerolo y pide que deje la alcaldía

Santa Cruz de Tenerife, 13 feb (EFE).- El secretario general del PSOE de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Corrales, y el concejal socialista José Ángel Martin consideraron hoy "gravísimo" la nueva imputación por un presunto delito de cohecho al alcalde de Santa Cruz, Miguel Zerolo, y le piden que por dignidad no siga en la alcaldía "ni un minuto más".

Corrales y Martín recuerdan en un comunicado que la nueva imputación de Zerolo por el caso de las Teresitas se une a las que ya tenía por presuntos delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos.

Agregan que el desarrollo de la investigación del caso Las Teresitas está poniendo de manifiesto que el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, Miguel Zerolo, se ha convertido en el principal problema de imagen que tiene Santa Cruz, "ya que un día sí y otro también está provocando que el Ayuntamiento capitalino se vea muy deteriorado, quede en entredicho y salpicado gravemente por un presunto pelotazo urbanístico".

Corrales afirma en la nota que los socialistas son plenamente respetuosos con las actuaciones judiciales y confía totalmente en la independencia de la justicia, y por ello no entra a considerar jurídicamente estas actuaciones judiciales y policiales pero estima que todos los casos que de presunta corrupción están saliendo a la luz se deben a la actuación correcta de los poderes públicos.

El secretario general del PSOE en Santa Cruz entienden que hay que depurar "valientemente" todas las responsabilidades políticas de estas presuntas irregularidades, sin menoscabar en ningún caso el principio de presunción de inocencia.

Agrega que no hay que caer en la tentación de poner en marcha "peligrosos ventiladores que esparcen la corrupción por todos los lares y que generan confusión y un descrédito generalizado de la política y de todas las instituciones impidiendo concretar las irregularidades".