El PSPV denuncia que los vecinos de Massarrojos sufren retrasos de hasta siete meses en la atención médica

VALENCIA, 6 8EUROPA PRESS)

El Grupo Municipal Socialista denunció hoy que los vecinos de la lcalidad valenciana de Massarrojos sufren retrasos de hasta siete meses en la atención médica y en algunos casos, como rehabilitación, llegan a los doce meses, según infromaron hoy en un comunicado.

Al respecto, el concejal socialista Juan Ferrer señaló que las listas de espera que padecen los vecinos "superan en todos los casos los treinta días, tiempo de espera máximo al que se han comprometido en numerosas ocasiones el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y el conseller de Sanidad, Manuel Cervera. "Con seguridad, no es una buena manera de celebrar el Día Mundial de la Salud que se commemora mañana", ironizó.

Así, indicó que algunos vecinos de Massarrojos, que tienen asignado por la Conselleria de Sanidad el Centro de Especialidades de Burjassot como centro de referencia, se han dirigido al Grupo Municipal Socialista para denunciar que las listas de espera para visitar a los médicos especialistas son "excesivas" y todas ellas superan el plazo de 30 días. El caso más llamativo es que actualmente el plazo para visitar al dermatólogo de este Centro de Especialidades es de siete meses. "Es decir, más de medio año para casi 2.800 pacientes incluidos en una lista de espera, para colmo de la mala gestión e ineficacia de los citados responsables autonómicos", reprochó.

"Las pedanías son también las grandes olvidadas para la sanidad pública", lamentó Juan Ferrer, concejal socialista responsable de estos barrios. Ante esta situación, reprochó que la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, mantiene "un silencio cómplice", como ante "otras deficiencias rotacionales o asistenciales de las pedanías".

Por ello, anunció que en el próximo pleno presentará una batería de preguntas en las que entre otras cosas se interroga sobre "los listados de espera en tiempo real de cada uno de los cinco centros de especialidades adscritos a la ciudad (Grao - Mont-Olivet - Juan LLorens - Alboraia y Burjassot)".

Del mismo modo, lamentó que Barberá "continúa haciendo gala de su complicidad partidista con su amigo Camps, para el que solo existen halagos y sumisión ante sus decisiones, mientras abandona a su suerte a los ciudadanos". "No se ha producido hasta ahora ni una sola actuación reivindicativa, ni una sola exigencia institucional del Ayuntamiento ante la Generalitat en ninguno de los temas que preocupan a los ciudadanos", lamentó Ferrer, quien recalcó que Barberá "deja de lado el deber de velar por los intereses de sus vecinos en general y de las pedanías en particular".