ERC no descarta una moción de censura al PSC en el gobierno comarcal del Segrià tras expulsarles

BARCELONA/LLEIDA, 31 (EUROPA PRESS) El grupo de ERC en el Consell Comarcal del Segrià no descarta una moción de censura contra sus ya ex socios del PSC encabezados por el presidente de la administración comarcal, Ricard Pons, quien hoy formalizó el cese de los representantes republicanos en el gobierno del Segrià después de que acusaran a un conseller socialista de actuar con"nepotismo" porque la Diputación de Lleida contrató a su esposa. En declaraciones a Europa Press, el portavoz de ERC en el Consell Comarcal, Jaume Fernández, --adscrito a la corriente crítica de ERC liderada por el ex conseller Joan Carretero Reagrupament.cat-- acusó a Pons de haber "convertido una mini crisis en una gran crisis" para utilizarla como "excusa" para expulsarles del Gobierno. De hecho, para Fernández los socialistas del Segrià se vieron obligados a pactar a despecho con ERC en el Consell Comarcal tras las elecciones municipales en cumplimiento de un acuerdo marco suscrito por las direcciones nacionales de PSC y ERC, pero que no satisfajo a los socialistas del territorio. El detonante de la crisis que acabó con la expulsión de los consellers comarcales de ERC fue la acusación de "nepotismo" a un conseller comarcal después de que la Diputación de Lleida contratara como agente de igualdad a su esposa, algo que Fernández reconoció que es "legal" pero "no estético". Los socialistas exigieron a los republicanos una disculpa pública por las acusaciones si no querían ser expulsados. Lejos de ello, Fernández pidió disculpas no por la acusación de nepotismo, sino por haberse "equivocado al hacer presidente" a Pons. Los socialistas dicen echar a ERC por deslealtad, pero ERC dice que el único desleal ha sido el PSC al expulsarles. Jaume Fernández, que dijo que no tiene intención alguna de dimitir, acusó a Pons --que tras la crisis está en minoría en el gobierno comarcal-- de ser "incapaz" de representar bien la Presidencia del Consell Comarcal y ya avisó de que si la situación se volviera "insostenible", tienen las "manos libres" para tratar con los grupos de la oposición una eventual moción de censura para echar a Pons del gobierno comarcal. Ya avanzó de que ante esta eventualidad, ERC no optaría a la presidencia porque no es el partido mayoritario. De esta forma, dejó en manos del partido mayoritario de la oposición, CiU, una posible moción de censura, que no han tratado aún las dos formaciones. "Nos vamos a la oposición y estamos abiertos a lo que sea mejor para el Consell Comarcal, y esto puede ser un cambio de gobierno", avisó. Además, Fernández aseguró que la dirección territorial de ERC en el Segrià ha "cerrado filas" en torno a los cinco consellers comarcales de ERC expulsados encabezados por él mismo, pero reprochó a la dirección nacional del partido que no hiciera lo mismo. "Nos podríamos haber sentido más acompañados", afirmó tras asegurar que la dirección de ERC ni siquiera se ha puesto en contacto con ellos para apoyarles, como sí hizo el presidente del partido, Joan Puigcercós, con ERC de Mollerussa (Lleida) tras abandonar el gobierno municipal que compartía con el PSC. Las direcciones de ERC y PSC cerraron un pacto tras las elecciones municipales según el cual ERC se quedaba con la Presidencia de la Diputación de Lleida, el PSC con la del Consell Comarcal, los republicanos con la alcaldía de Les Borges Blanques y los socialistas con la de Mollerusa. El pacto ya sólo se mantiene en Borges Blanques y Diputación. Fuentes de la dirección de ERC consultadas por Europa Press aseguraron que la ruptura de este acuerdo en el Consell Comarcal del Segrià y en Mollerussa no afectan al gobierno provincial de Lleida.