Espinosa reitera que se cumplirá la Ley de Costas dando "solución" a la actividad económica de los chiringuitos

MADRID, 1 (EUROPA PRESS) La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, reiteró hoy que en referencia a la posible obligatoriedad de eliminar de las playas los chiringuitos instalados en la arena, su departamento cumplirá con la Ley de Costas y dará una "solución" a la actividad económica que estos establecimientos suponen. Durante su comparecencia en el sesión de control al Gobierno del pleno del Congreso de los Diputados, la responsable de Medio Ambiente respondió así a una pregunta de la diputada malagueña Celia Villalobos sobre su actitud ante la supervivencia de los chiringuitos y subrayó que el Gobierno quiere aplicar la Ley de Costas "sin perjuicio de que dañemos en absoluto al sector y tratando de buscar soluciones" en función de las circunstancias determinadas. Villalobos expuso que las características de las zonas de playa andaluzas hacen imposible que, como sería recomendable en virtud de la legislación, impiden que los chiringuitos, "que representan lo más importante del sector del turismo de sol y playa" de la región, se puedan mudar a los paseos marítimos por falta de espacio. La diputada del PP acusó al secretario general del Mar del Ministerio, Juan Carlos Martín Fragueiro, --quien hace varios días recordó a estos negocios la necesidad de cumplir la Ley-- de "hacer lo que quiere" sin tener en cuenta la opinión de la Junta de Andalucía, los "chiringuiteros" y los partidos políticos. En un acalorado discurso, Villalobos animó a la ministra a aplicar la Ley de Costas también en su tierra, Galicia, donde, según dijo "chiringuitos inmobiliarios". "Métase con la casa del señor Zarrías o de Blanco, que están fuera claramente de donde tenían que estar". En este punto, Espinosa acusó a la diputada de servirse de la demagogia en sus declaraciones y, con respecto a los temas inmobiliarios de Galicia "y a los que siempre hacen referencia como Villa PSOE", mantuvo que "seguro" que hay más afiliados del PP implicados en asuntos de irregularidades urbanísticas que del PSOE.