Gallegas.-Quintana fija como objetivo que el 50% del territorio tenga una figura de ordenación en la próxima legislatura

Ve "estratégico" el transporte colectivo y apuesta por abordar la "asignatura pendiente" de la intermodalidad VIGO, 12 (EUROPA PRESS) El candidato del BNG a la Presidencia de la Xunta, Anxo Quintana, presentó hoy las principales líneas de la formación en materia de urbanismo y fijó como objetivo, para final de la próxima legislatura, que "al menos el 50 por ciento" del territorio gallego cuento con una figura o un planeamiento de ordenación aprobado. Durante un encuentro con arquitectos y urbanistas celebrado en el museo Verbum de Vigo, Quintana abogó por un "ejercicio de responsabilidad" en el que la Administración autonómica dé "un paso al frente" de forma que los procesos de planeamientos municipales sean "guiados de la mano" entre la Administración local y autonómica. "Es fundamental, si queremos que finalmente se apruebe algún día algún plan municipal en Galicia que, de momento, parece complicado", aseveró, al tiempo que descartó que la iniciativa propuesta suponga inmiscuirse en las competencias de los ayuntamientos, cuya capacidad, según destacó, se ve "desbordada" en materia urbanística. Así, destacó la necesidad de llegar a puntos de consenso y consideró que "antes de nada" es necesario contar con normas de ámbito autonómico. En este sentido, marcó como objetivo aprobar en el primer año del próximo mandato la Lei de Ordenación Urbanística y las Directrices de Ordenación do Territorio. Con estas normas, abogó por lograr que el 50 por ciento de Galicia cuente con planes y figuras de ordenación a final del próximo mandato, lo que consideró factible "si se dan los pasos adecuados". "REQUISITOS" Quintana afirmó que para que un plan sea operativo deberá cumplir "tres requisitos" como son la existencia de un "proyecto de ciudad", que cuente con un equipo técnico que haga una formulación del documento que sea "eficaz" y que el proceso de planeamiento cuente con la participación ciudadana, en favor de la mayoría social. "Con estos tres pilares seguro que vamos a llegar a buen puerto", aseguró. Además del "esfuerzo planificador", reivindicó una Administración autonómica que "no ponga más problemas de los que hay" y, por tanto que dé ejemplo, con actuaciones que no supongan la destrucción del territorio. El nacionalista también se refirió hoy al trabajo en materia urbanística realizado durante estos tres años y medio desde la Xunta, y lo calificó como "freno" a la anterior "política irresponsable" del "todo vale". Así, manifestó su concepción del urbanismo desde una perspectiva "positivista y constructiva" huyendo de la "tentación" de las actitudes negativas y "fiscalizadoras". Asimismo, apostó por una nueva etapa donde el BNG "aspira a más, no sólo a parar, sino a hacer". COMUNICACIÓN En su intervención, el nacionalista también aludió a las infraestructuras de comunicación y aseguró que "no se puede hacer todo lo que se tenga en la cabeza" y, por tanto, "no es posible ni necesario que haya autovías" para unir cada una de las localidades. Por ello, defendió el transporte colectivo público como un sector "estratégico" en Galicia, al tiempo que apostó por la intermodalidad, que consideró una "asignatura pendiente" a abordar en el próximo mandato. A preguntas de uno de los dos asistentes sobre el futuro de las comunicaciones ferroviarias con la entrada del AVE, Quintana consideró necesario que la llegada de la alta velocidad coincida con "una trama de transporte interior eficaz y moderno", insistiendo en la pertinencia de crear un ente gestor propio y en el traspaso de las cercanías. Finalmente reiteró el "gran reto" del fomento del transporte colectivo y la intermodalidad, por ejemplo entre las conexiones ferroviarias y marítimas.