Gran Canaria no podrá implantar campos de golf en suelos agrarios de alto valor productivo

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 20 (EUROPA PRESS)

El Cabildo de Gran Canaria ha aprobado hoy la Memoria Ambiental del Plan de Ordenación del Golf en la isla que, entre otros aspectos, prohíbe la implantación de campos de golf en suelos agrarios de alto valor productivo, según informó el Gobierno insular en nota de prensa.

Asimismo, este documento persigue la definición de una zonificación en la que está permitido el uso golf sin ser excluyente de otros posibles usos. En ningún caso concreta localizaciones y limita el número máximo posibles de nuevos campos de golf a una cifra cercana a diez, si bien se considera que el número de campos construidos finalmente será inferior por la mencionada competencia de usos.

El Consejo del Cabildo consideró que podrá redactarse un Plan Territorial Especial de Áreas de Acampada o de Campos de Golf. De acuerdo con ello, el objeto principal del Plan Territorial Especial de Ordenación de campos de golf en Gran Canaria es el de fijar el modelo del sistema de campos de golf en la isla, de conformidad y en desarrollo de las determinaciones contenidas en el Plan Insular de Ordenación de Gran Canaria (PIO).

En ausencia del Plan de Golf se podrían construir en Gran Canaria más de quince nuevos campos de Golf. Sin embargo, el PIO no define ningún modelo para la implantación de nuevos campos de golf, dejando este aspecto a la iniciativa privada, sin un análisis del objetivo a seguir con cada nuevo campo de golf, ni de las posibles repercusiones económicas e incidencias ambientales que una nueva implantación puede suponer para la escala insular.

Para reglar esta carencia, el Plan Territorial Especial de Ordenación establece el modelo de ordenación de la oferta de campos de golf en Gran Canaria, así como de sus instalaciones asociadas, de conformidad y en desarrollo de las determinaciones contenidas en el Plan Insular de Ordenación de Gran Canaria.

Por tanto, este Plan de Golf regulará la implantación de campos de golf en la isla de acuerdo con la capacidad de acogida del territorio y con la conservación de los recursos naturales, patrimoniales y paisajísticos y con los usos tradicionales, así como su compatibilidad con otros usos. Y por otra parte, aspirará a una mejora y consolidación del turismo de golf como turismo especializado que repercuta positivamente en la economía de la isla y contribuya a fortalecer Gran Canaria como destino turístico.

Esta nueva zonificación potencial disminuye la superficie posible apta para el golf permitida desde el PIO, eliminando la posibilidad de actuaciones con una mayor incidencia ambiental, como es el caso de las Charcas de San Lorenzo.

NUEVOS CAMPOS DE GOLF

Según el documento, los nuevos campos de golf deberán servir de equipamiento a la oferta alojativa existente. En la actualidad existe una oferta alojativa de alrededor de 150.000 camas turísticas concentradas en los municipios del Sur de la isla.

El PIO establece las Áreas Libres con Equipamiento, distribuidas por Gran Canaria. En estas zonas, cuando se encuentren fuera de las zonas turísticas litorales, se permite el uso golf destinado inicialmente a los jugadores residentes.