Granada.- PP y PSOE en Agrón arrebatarán mañana la Alcaldía al grupo independiente mediante una moción de censura

AGRÓN (GRANADA), 12 (EUROPA PRESS) Los grupos del PP y el PSOE en Agrón (Granada) llevarán al pleno especial previsto para mañana una moción de censura conjunta contra el alcalde de la localidad, el independiente Guillermo López, a fin de arrebatarle la Alcaldía "por el bien del pueblo". La moción fue firmada y registrada la pasada semana en el Ayuntamiento de Agrón por los dos ediles del PP y los dos del PSOE, a pesar de que la dirección provincial de este último partido se mostró contrario a la iniciativa, motivo por el que les abrirá sendos expedientes disciplinarios. La portavoz del PSOE, María del Pilar López, incidió en que el alcalde ha sido denunciado varias veces por prevaricación y ha sido citado a declarar como imputado por un Juzgado de Loja por supuestas irregularidades en un edificio. Su homólogo popular, José García Zaragoza, justificó la moción en la necesidad de devolver la normalidad a la gestión del pueblo. La dirección provincial del PP ha respaldado desde el principio la iniciativa y ha criticado que el PSOE "anteponga" los intereses del partido a los de los ciudadanos. El vicepresidente ejecutivo del PP granadino, Antonio Ayllón, consideró en su día que sus dos ediles en Agrón han hecho uso de una fórmula regulada en la legislación vigente para "acabar con la mala gestión que reina en el municipio", a lo que, según dijo, se suman las supuestas irregularidades cometidas por el alcalde. "Entre partidos democráticos es normal unirse para solucionar problemas y más en pueblos pequeños donde la política funciona de forma distinta", defendió Ayllón, que acusó al PSOE de practicar la "xenofobia política" al decir "no sistemáticamente" a la posibilidad de presentar mociones de censura con los populares. Por su parte, el secretario de Política Municipal del PSOE, Francisco Cuenca, lamentó que los ediles del PSOE hayan incumplido las directrices del partido para forzar un acuerdo "antinatura" que "los ciudadanos no entenderán". Así, se mostró partidario de que PP y PSOE --con dos ediles cada uno-- "unieran sus voces" para impulsar temas concretos que fueran beneficiosos para el municipio y les aconsejó que esperaran a ver cómo se desarrollaban los acontecimientos, puesto que "se rumoreaba" que el regidor se quería marchar. Ambos concejales han incumplido las directrices de la dirección provincial y por ello se les abrirá un expediente que, aunque no podrá finalizar en su expulsión porque no son militantes del PSOE, puede obligarles a desvincularse de estas siglas. Por su parte, el aún alcalde de Agrón ha achacado la moción a las aspiraciones políticas de los partidos en Agrón, a los que acusó de cobardes, pues "han llegado con nocturnidad y alevosía para desbancar a un grupo que ha sido elegido por los ciudadanos durante cinco mandatos". Les acusó de no haber sabido asumir su responsabilidad como oposición en el Ayuntamiento, si bien aseguró que se siente "tranquilo y relajado", puesto que cuenta con el respaldo de los ciudadanos y de su familia. Reconoció que tenía previsto dejar la Alcaldía puesto que no había obtenido la mayoría absoluta en las pasadas elecciones y "sabía que no le iban a dejar trabajar". "Me acusan de tener paralizado el pueblo y son ellos los que llegaban a los plenos para decir que no a todo de forma sistemática", criticó el regidor.