Gregoria Torres (PSOE) afirma que ya se veían "irregularidades" en Ayuntamiento de La Muela en cuestiones de urbanismo

LA MUELA (ZARAGOZA), 25 (EUROPA PRESS) La concejala socialista en el Ayuntamiento de La Muela, Gregoria Torres, explicó esta tarde, en declaraciones a Europa Press, que con anterioridad al inicio de la operación 'Molinos', que investiga una presunta trama de corrupción urbanística en esta localidad zaragozana, ya se veían actitudes y acciones "irregulares" en relación con el urbanismo en el municipio. Aunque la concejala aseguró que las detenciones del pasado día 18 de marzo, y la entrada en prisión preventiva de la alcaldesa, María Victoria Pinilla (PAR), y del concejal Juan Carlos Vela, le sorprendieron, porque "no esperábamos una cosa así", sí que reconoció que "se intuía que algo estaba pasando alrededor de la alcaldesa", porque potenciaba una forma de crecimiento "desmesurado". Además, "no pensábamos que fuera a ocurrir esto, ni que fuera a pasar nada tan espectacular, aunque viéramos cosa irregulares en los plenos a la hora de pedir documentación sobre temas urbanísticos", solicitudes que en ocasiones se encontraban "con carpetas sin nada", vacías de contenidos. A pesar de las sospechas, Torres señaló que no se habían presentado quejas ni denuncias "formalmente o por escrito" ante otras administraciones, aunque sí se había comentado la situación de manera informal. Respecto a la situación de María Victoria Pinilla, en prisión preventiva sin fianza, Torres recordó que "será el juez quien decida" su futuro y apeló a la "presunción de inocencia". Sobre la reincorporación del secretario del Consistorio, Luis Ruiz Martínez, en libertad con cargos, a su puesto de trabajo, Torres comentó que estuvo con él "un segundo" el pasado lunes, pero que "no hablamos de ningún tema". Por otra parte, y sobre el futuro del Ayuntamiento, con la primera teniente de alcalde, Miriam Fajardo, como alcaldesa en funciones, Gregoria Torres expresó su deseo de reunirse con Fajardo para analizar la situación "más a fondo" y abordar cómo explicar lo ocurrido a los vecinos, que permanecen "tranquilos", aunque "la procesión va por dentro", concluyó.