Junta duplica las denuncias de disciplina urbanística e incrementa en un 30 por ciento los informes pedidos a Fiscalía

MOJÁCAR (ALMERÍA), 25 (EUROPA PRESS) La creación del Cuerpo de Inspectores, dependiente de la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, ha permitido duplicar en apenas tres años el número de actuaciones de disciplina urbanística en la región, donde las denuncias tramitadas al año han pasado de 600 a 1.200 y las impugnaciones realizadas han crecido de 70 a 160 al tiempo que los informes emitidos a petición de Fiscalía, los juzgados y los tribunales se han multiplicado por 30 hasta superar la cifra de 500. Así se desprende de los datos facilitados hoy en Mojácar (Almería) por el consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas, durante el acto de inauguración, junto al fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Jesús García Calderón, de las IV Jornadas de Formación de Fiscales en Materia de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Disciplina Urbanística. Durante su intervención, Espadas recordó que la Consejería de Vivienda, en el marco de sus competencias, ha tramitado en toda Andalucía 17.600 actuaciones en 535 municipios andaluces, entre las que se encuentran más de 3.000 denuncias realizadas o más de 500 informes emitidos para fiscales y jueces. En el caso de la provincia de Almería, esta labor se materializó en la tramitación de más de 400 denuncias, la impugnación de un total de 80 acuerdos municipales y en la emisión de 24 informes a petición de los órganos judiciales. En ese contexto, hizo referencia al "escrupuloso respeto a la legalidad" con el que desempeña todo este trabajo en coordinación con el resto de agentes --jueces, fiscales y Ayuntamientos-- implicados en el control del urbanismo y la ordenación del territorio. Así, el consejero de Vivienda ha señalado que tres de cada cuatro sentencias recaídas hasta la fecha sobre esta materia han sido favorables a lo defendido por la Junta de Andalucía. 54 MUNICIPIOS ADSCRITOS. En el marco de colaboración entre Administración autonómica y Ayuntamientos, Espadas explicó que 54 municipios ya se han adscrito al Plan de Inspección de la Junta de Andalucía, por lo que en la actualidad están elaborando su propio Plan Municipal de Inspección, así como un inventario de edificaciones en suelo no urbanizable. En ese sentido, aseguró que este trabajo "ayudará a crear una foto fija necesaria para tomar las decisiones adecuadas, en el marco de lo que dicte la Ley y sin perjuicio de lo que determinen los jueces". De esas 54 localidades, doce pertenecen a la provincia de Almería, de las que nueve se localizan en la zona del Valle de Almanzora. Hasta el momento estos municipios han presentado más de 2.000 fichas de inventario, lo que convierte al Valle del Almanzora en uno de los ámbitos donde este proceso de inventariado avanza de forma más efectiva. Junto a este Plan de Inspección, Espadas también aludió a otras herramientas necesarias para completar el marco de control de la legalidad y el ejercicio de la disciplina urbanística. Entre esos instrumentos ha recordado la próxima aprobación por parte de la Consejería de Vivienda del Reglamento de Disciplina Urbanística, que desarrollará el procedimiento de demolición sumaria en el plazo de un mes para el caso de las edificaciones "manifiestamente ilegalizables", establecerá el carácter obligado de las licencias urbanísticas o regulará las potestades que permiten a los alcaldes tomar medidas cauteladísimas y cautelares contra obras sin licencia. El consejero de Vivienda resaltó, asimismo, en su discurso de inauguración, la relevancia que adquieren estas jornadas de formación en el trabajo desarrollado por los fiscales integrantes de la Red de Fiscales de Urbanismo, Medio Ambiente y Patrimonio Histórico, una sección a la que eligió por su "honda comprensión de los diferentes aspectos que se conjugan en el complejo entramado de las relaciones, actos y hechos jurídicos relacionados con el urbanismo y la ordenación del territorio". Para Espadas, estos encuentros "permiten perfeccionar los mecanismos de colaboración entre Junta y Ministerio Fiscal en la consecución de un objetivo común, como es la primacía de la legalidad en la transformación y uso del suelo". Además, el titular de Vivienda subrayó que las jornadas reforzarán la profesionalidad de la inmensa mayoría de ""personas honestas" que con su trabajo diario hacen funcionar las instituciones.