La Alcaldesa de Gijón confía en que el fiscal demuestre, en el caso del ex arquitecto, "la legalidad del obrar municipal"

GIJÓN, 18 (EUROPA PRESS) La alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso, aclaró hoy que el objetivo de llevar la operación de compraventa del ex arquitecto jefe municipal, Ovidio Blanco, con la que supuestamente se benefició de una plusvalía superior a los 600.000 euros a la Fiscalía para que se investigue es transmitir "la legalidad en el obrar municipal". "No acusamos a nadie" dijo la responsable municipal antes de añadir que "no es justo" prejuzgar a nadie. Así lo manifestó en la recepción oficial en el Ayuntamiento a la ministra marroquí de Desarrollo Social, de la Familia y de la Solidaridad, Nouzha Skalli. Felgueroso destacó la "rapidez" con la que actuó el Ayuntamiento para trasladar el asunto a la Fiscalía, que es quien tiene la "capacidad y potestad investigadora", y que se esclarezcan los hechos. "No queremos poner el más mínimo obstáculo a la investigación", apostilló. Por este motivo, pidió que si los vecinos tienen documentos probatorios de alguna irregularidad que los presenten a la Fiscalía y rechazó que estos hubieran solicitado reunión alguna con ella. También reconoció que que la noticia sorprendió al Ayuntamiento y le desagradó, "sin perjuicio del buen crédito como profesional". Asimismo, señaló que le gustaría que Blanco explique "cuanto tenga que explicar" y donde sea necesario, ya sea en el propio Ayuntamiento o en la Fiscalía. La alcaldesa apuntó que se debe tener "un máximo cuidado" cuando se ejercen funciones, ya sea profesionales o políticas, además de actuar ajustado a derecho. Felgueroso defendió también la "transparencia, prudencia y recto obrar", del Ayuntamiento, algo que dijo que está "acreditado". Además, se mostró orgullosa de los técnicos municipales, por lo que confió en que este asunto no debe enturbiar una materia tan sensible como es el urbanismo. La regidora recordó cuando el PP sacó a la luz pública el cambio de calificación de la finca de la suegra del entonces edil de Urbanismo, Jesús Morales, al estar dentro del ámbito de actuación de la adaptación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). En cuanto a las insinuaciones de los vecinos sobre la adquisición de terrenos por parte del Ayuntamiento en los años 90 y el cambio de calificación de la finca de Blanco, aclaró que desde esos años hubo diversas modificaciones de uso de diferentes parcelas y que el equipo de Gobierno lo que hizo fue transacciones de los terrenos con la Seguridad Social para equipamientos dotacionales, como el Parque Científico y Tecnológico. "No sé si algunas personas quieren introducir confusión", apuntó sobre el asunto. Además, insistió en el que el Plan Parcial de Cabueñes puede tener "juicios negativos, pero no conlleva ilegalidad". Por este motivo, se continuará su tramitación, que reconoció que iba "lenta" debido al gran número de alegaciones -al menos 3.000 presentadas por la Plataforma contra el Muro de Cabueñes--. También matizó que si Reyal Urbis o Sogepsa contrataron a Blanco fue como profesional que es y señaló que los trabajadores municipales no están obligados, como los ediles y ella misma, a informar sobre sus propiedades. En cuanto a la apertura de una comisión especial pedida por el PP, la alcaldesa explicó que no existen comisiones de investigación según el Reglamento municipal, aunque sí una para tratar asuntos concretos pero que no tiene capacidad para citar a personas ajenas al Ayuntamiento, por lo que "no sirve" para este caso, en su opinión. El tema será tratado en cambio en la Comisión de Urbanismo de la próxima semana. "Somos los primeros interesados en que haya la mayor transparencia y claridad", aseguró. Según la regidora, el Ayuntamiento "jamas ha tenido ningún incidente que haga pensar que no se funciona bien", agregó. También recriminó que la presidenta y portavoz del PP en Gijón, Pilar Fernández Pardo, desconfíe de cualquiera de los técnicos municipales al acusarla a ella y a otros responsables políticos socialistas de no haber supervisado a Blanco en el ejercicio de sus funciones. Felgueroso destacó que si el Ayuntamiento avanza, es por el trabajo de los funcionarios. "Si quiere desconfiar y poner el ventilador que lo haga", dijo. "Le ronca el mango", añadió sobre las críticas de Pardo. LA MINISTRA "PROGRESISTA". Respecto a la recepción oficial, la alcaldesa destacó la visita a Gijón de la ministra "progresista" y su lucha por la igualdad de la mujer en su país. Especialmente resaltó el Premio al Mejor Líder que recibió en 2004 por parte del "Population Institute" de Washington. Nouzha Skalli, nacida el 25 de mayo de 1950, fue nombrada ministra por el rey Mohamed VI el 15 de octubre de 2007. Asimismo, es farmacéutica diplomada por la Universidad de Montpellier en 1974, está casada y tiene dos hijos. Entre otros cargos, fue diputada del Partido del Progreso y Socialismo (PPS) en el Congreso de los Diputados en su país de 2002 a 2007.