La banca balear ha gestionado ya peticiones del Plan Renove por al menos 40 millones de euros

PALMA DE MALLORCA, 09 (EUROPA PRESS) Los bancos y cajas de ahorros de Baleares gestionaron, en la primera semana de plazo, peticiones de ayudas de establecimientos alojativos de las islas, relativas al 'Plan Renove Turismo', por valor de más de 40 millones de euros, lo que supone en torno al 10 por ciento de los 400 millones de euros que ofrece el Gobierno central para la reforma de la industria hotelera de todo el país. Así lo manifestó, en declaraciones realizadas hoy a Europa Press, el conseller de Turismo, Miquel Nadal, quien señaló que, en la reunión mantenida por el Govern el pasado sábado con los bancos y cajas de Baleares, éstos "dijeron estar seguros de tener proyectos suficientes" como para poder llevarse el total de la subvención. De hecho, Nadal precisó que una sola de las entidades participantes en el encuentro, afirmó haber gestionado, desde el día 2 de febrero, solicitudes de ayudas para la reforma de establecimientos por unos 40 millones de euros. A ello, aún habría que sumarle las cantidades correspondientes al resto, que no precisaron su nivel de actividad en esta campaña. A tenor de los buenos resultados que se prevén en esta primera convocatoria del 'Plan Renove', el conseller recordó que, en declaraciones realizadas recientemente, el Ministro de Industria, Comercio y Turismo, Miguel Sebastián, aclaró que, si los 400 millones de euros inicialmente previstos resultaban insuficientes, se incrementaría el aporte inicial. Nadal recordó que la Conselleria de Turismo viene trabajando "desde hace mucho tiempo" para conseguir "posicionar" a los empresarios turísticos de las islas --no sólo hoteleros-- entre los que percibirán las ayudas estatales para realizar obras de reforma en sus establecimientos, de forma que se facilite al máximo posible su acceso al plan. Y, para conseguir ese objetivo, creó una oficina de información --precisamente en los bajos de su sede en Palma-- y alcanzó un acuerdo con la financiera ISBA para que colabore en la tramitación de los expedientes; lo siguiente fue poner en marcha una campaña de difusión y la reunión entre el Ejecutivo autonómico y la banca, en la que se anunció que el Govern abonará el 50 por ciento de los intereses del 1,5% a los que están sometidas las subvenciones.