La CAEB considera que Baleares necesita cerca de ocho campos de golf más para "diversificar" la actividad turística

PALMA DE MALLORCA, 14 (EUROPA PRESS)

El presidente de la CAEB, Josep Oliver, señaló hoy que un estudio realizado por su organización concluye que "como mínimo", Mallorca necesita entre tres y cinco campos de golf más, mientras que Menorca también debe ampliar su oferta en dos campos más y uno más en Ibiza, con el fin de "diversificar" el producto turístico de Baleares, teniendo en cuenta que la ocupación de estas infraestructuras deportivas es "muy aceptable".

Tras firmar un acuerdo con el conseller de Turismo, Miquel Nadal, para realizar a lo largo de este año un estudio sobre la actividad de los 30 establecimientos dedicados a la 'Salud y el Wellness' y los 260 hoteles del archipiélago que cuentan con sauna, jacuzzi o piscina climatizada, Oliver recordó que la CAEB "siempre ha sido partidaria de la actividad del golf como una de las ofertas turísticas importantes, al igual que es la náutica".

En este sentido, Nadal remarcó que en estos momentos, el gasto que realizan los turistas que llegan a Baleares para jugar al golf es el "más alto de todos" y, por ello, recordó que la Conselleria ha aprobado un plan de marketing consensuado con todo el sector turístico para promocionar no sólo el producto de sol y playa, sino también otros productos que sirvan para "desestacionalizar y alargar la temporada", como el turismo náutico; el cultural; el de congresos y reuniones y el de golf.

Así, el conseller recordó que el turismo de golf "no compite nunca con el de sol y playa", debido a que no se juega durante los meses de julio y agosto. Por otro lado, apuntó que Baleares es un destino atractivo para la práctica de este deporte, ya que esta Comunidad cuenta con más de 1.600 horas de sol al año, así como un clima y una temperatura "fantásticas".

Además, destacó que en Mallorca hay 22 campos de golf "a menos de 50 minutos de distancia de cualquier punto de la isla" y, por otra parte, añadió que los turistas que utilizan este producto turístico "conducen coches, van a hoteles de una categoría muy alta, usan la oferta complementaria, porque van a restaurantes y sólo juegan por la mañana o por la tarde, por lo que el resto del día realizan otra actividad, relacionadas con el turismo de salud o el cultural".

"El golf es un turismo bueno que queremos promocionar", concluyó Nadal. Por su parte, Oliver insistó en la "necesidad" de ampliar la oferta de golf en las islas, debido a que es uno de los atractivos turísticos, especialmente, en las temporadas "extremas", que puede incentivar un tipo de turismo "de un alto poder adquisitivo", por lo que aseveró que "sin ninguna duda, representa un valor añadido muy importante".