La coalición de creadores pedirá que se persiga también a los usuarios si no sale la "ley sinde"

La Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos Culturales anunció hoy que si no sale adelante o resulta descafeinada la "ley Sinde", defenderá ante la Unión Europea "una posición más dura", y pedirá que se persiga a los usuarios que hagan descargas ilegales, y no sólo a las webs que facilitan esa actividad ilícita.Lo dijo en rueda de prensa el presidente de la coalición, Aldo Olcese, en vísperas de que la Comisión de Economía del Congreso vote mañana, martes, la disposición final contra las descargas ilegales prevista en la Ley de Economía Sostenible.La coalición confía en que "el sentido común se imponga" en los grupos parlamentarios y que estos hagan oídos sordos a las asociaciones que defienden las descargas ilegales escudándose en "algo que no tiene nada que ver" como la defensa de la libertad de expresión. Según Olcese, la ley antipiratería promovida por el Gobierno es "absolutamente de mínimos", pero contribuiría de forma "significativa" a proteger la propiedad intelectual en España.En un escrito presentado esta tarde, la coalición lanza la siguiente advertencia: "En caso de que, finalmente, el texto no sea aprobado o sufra cambios que modifiquen sustancialmente su naturaleza, los creadores no tendríamos más opción que proponer ante las correspondientes instancias de la Unión Europea el modelo para acabar con la piratería en Internet establecido en otros países, como Francia y Reino Unido, y que incorpora a los usuarios como objetivos de la acción legal, además de las páginas web".Olcese dijo que confían en que este endurecimiento en la postura de su coalición no llegue a producirse. "Llamamos al sentido común de los parlamentarios", insistió el presidente de la Coalición, que dijo no tener constancia de un cambio de última hora en la disposición tras las conversaciones mantenidas por PSOE y CiU para suavizar el proyecto de ley.