La Comunidad otorga la declaración de Bien de Interés Cultural a cinco edificaciones

MURCIA, 17 (EUROPA PRESS)

El Consejo de Gobierno declaró hoy como Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de monumento a las iglesias de la Purísima de Yecla, San Juan Bautista de Archena y Santiago de Totana. Igualmente fueron declarados BIC la fábrica de harinas 'La Innovadora' de Murcia y el vestíbulo del Ayuntamiento de Fortuna.

La iglesia de la Purísima de Yecla, ubicada en la calle España de la localidad, es un ejemplo de arquitectura de transición del barroco al neoclásico. Inició su construcción en 1775 el arquitecto José López y la concluyó el también arquitecto Jerónimo Ros. De su interior destaca un grupo escultórico de la Virgen de las Angustias, realizado por Francisco Salzillo, así como las pinturas murales de Muñoz Barberán y Rafael Roses Rivadavia, todas de temática marina. El templo tiene la categoría de basílica por estar agregada a la de Letrán, de Roma.

La iglesia de San Juan Bautista de Archena, que se erigió durante el siglo XVIII, se distribuye en una planta de cruz latina con tres naves, la central más ancha y alta que las laterales, comunicadas entre sí por arcos de medio punto, sobre pilastras jónicas adosadas. La fachada está inconclusa y, como en tantos otros edificios similares, la portada se concibió flanqueada por dos torres simétricas, de las que por falta de medios económicos para proseguir, sólo pudo levantarse una. La dedicación del templo a San Juan Bautista está movida por la pertenencia de Archena y Calasparra a la Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén.

La iglesia parroquial de Santiago de Totana ubicada en la plaza de la Constitución, junto al Ayuntamiento y a una monumental fuente de estilo barroco, fue construida en los años 1549-1567. El templo de Santiago responde al tipo de planta basilical, con tres naves, la central más ancha y alta que las laterales. En las naves laterales aparecen capillas adosadas, así como también a ambos lados de la cabecera. A los pies del templo se encuentra el coro. Destaca el artesonado estilo mudéjar de la nave central.

Por otro lado, la fábrica de harinas 'La Innovadora', ubicada en Murcia, en el inicio de la antigua carretera hacia El Palmar, fue concebida como un conjunto de edificios alrededor de un gran patio central de proporciones rectangulares y en cuyo centro estaba el edificio principal de la fábrica. Fue construida en 1886 con proyecto del arquitecto catalán Rodolfo Ibáñez y de ella se conserva actualmente la fachada que da a la carretera y los dos pabellones que sirvieron como oficinas y viviendas que flanquean al acceso, hoy utilizados como dependencias municipales.

Por último, también se declaró BIC el vestíbulo del Ayuntamiento de Fortuna, que cuenta en su interior con pinturas en los muros y en el techo realizadas en 1907 por el pintor José María Medina Noguera. Se trata de ocho paneles con paisajes, alegorías humanizadas y símbolos, que constituyen la decoración modernista más unitaria y mejor conservada de la Región.

Estas declaraciones se aplican también a los bienes muebles que albergan las edificaciones, según explicó, en rueda de prensa, la portavoz del Ejecutivo regional, Maria Pedro Reverte.