La Junta acometerá infraestructuras turísticas en Gata y obras en el patrimonio eclesiástico de Cañamero y Cedillo

CÁCERES, 16 (EUROPA PRESS) La Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Extremadura acometerá obras en la localidad de Gata (Cáceres), relativas a infraestructuras turísticas, así como en los municipios cacereños Cañamero y Cedillo, que afectan al patrimonio eclesiástico. Según informó el Gobierno regional en nota de prensa, la Consejería de Cultura y Turismo ha autorizado, en materia turística, la construcción de seis bungalows en el Campamento Público de Turismo 'Sierra de Gata', en la carretera EX-109, kilómetro 4,1, en el término municipal de Gata, localidad declarada Conjunto Histórico con una inversión que asciende a 363.169,46 euros. Se construirán en dos módulos de tres bungalows cada uno y en una única planta de altura. El primer módulo lo constituyen tres bungalows, que tendrán cada uno dos dormitorios, salón-cocina y cuarto de baño. Los correspondientes al módulo dos contarán con un solo dormitorio. El acabado de la fachada de los bungalows será de mampostería, en piedra natural y madera, materiales que se integran perfectamente en el paisaje de la zona, añade la junta en su nota. Cada bungalow dispondrá, además, de terrazas semicubiertas y orientadas al sur, que serán estancias al aire libre de uso privado para los usuarios de cada una de estas instalaciones turísticas. IGLESIAS DE CAÑAMERO Y CEDILLO En lo que respecta al patrimonio eclesiástico, la iglesia parroquial de Santo Domingo de Guzmán, en Cañamero, será objeto de obras de rehabilitación y restauración, para cuyo fin la Consejería de Cultura y Turismo va a destinar 200.611,66 euros. Entre las actuaciones que se van a realizar destacan la consolidación y restauración de la cubierta del presbiterio y la torre; la reparación y consolidación de grietas en bóvedas y muro; la eliminación de humedades y el pintado interior del templo, así como la eliminación de elementos degradantes como el cableado eléctrico interior y exterior. El origen de esta iglesia, situada en el centro de Cañamero, se remonta al siglo XV, en concreto al año 1415, cuando San Vicente Ferrer, en su labor evangelizadora por la Península, pasa por este lugar camino de Guadalupe. Probablemente, la iglesia se asienta sobre una primitiva mezquita. Su construcción pasó por distintas fases, de manera que al primitivo edificio, torre y coro, se le añadió una segunda puerta alrededor de 1700. Consta de tres naves fragmentadas en cinco tramos, divididos por arcos fajones y una torre de base cuadrada, con remate en planta octogonal y cúpula. El exterior es de gran sobriedad, con muros de mampostería en su mayor parte. En Cedillo, se han aprobado obras de restauración y rehabilitación de la iglesia parroquial de San Antonio de Padua, por un importe total de 98.643,73 euros, para realizar trabajos de rehabilitación, restauración y conservación en la cubierta, la fachada y en su interior. En la cubierta está prevista la reparación de canalones, la limpieza de cornisas y la sustitución de bajantes. En la fachada se realizará la limpieza de los sillares de piedra del muro de fábrica y del muro de pizarra, entre otras actuaciones, mientras en el interior se llevará a cabo un refuerzo de arcos de bóveda, tratamiento antihumedad y pintado del recinto.