La Junta estudia el PGOU e insiste en que cuando esté listo, lo someterá a aprobación para no agotar el plazo

MÁLAGA, 27 (EUROPA PRESS)

La Junta de Andalucía aseguró hoy que "aún se está estudiando" el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Málaga e insistió en que cuando esté listo, se someterá a la aprobación definitiva con el fin de no agotar los cinco meses de plazo, según precisó la delegada provincial de Vivienda y Ordenación del Territorio, Josefa López.

La intención es, según explicó, "no apurar el plazo de los cinco meses preceptivos para poder dar luz verde al PGOU, tal y como anunció el consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas", por lo que "cuando esté listo, se someterá a aprobación de la Comisión Provincial de Urbanismo", apostilló.

"Estamos manteniendo reuniones periódicas entre equipos de la Consejería y de la Gerencia Municipal de Urbanismo para ir conociendo los detalles del PGOU", manifestó López a los periodistas, aunque matizó que "todavía estamos en la fecha de seguir estudiándolo".

TORNADO

Por otro lado, y ante las protestas de los vecinos de la barriada de Nuevo San Andrés, afectados por el tornado del pasado 1 de febrero, debido a la filtración de agua en sus viviendas tras la lluvia de ayer, López informó de que no se ha producido ninguna denuncia "de forma oficial".

"No tenemos ninguna denuncia de forma oficial. La obra la está llevando a cabo la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA), aunque la responsable de subsanar esas deficiencias será la empresa constructora, que todavía sigue trabajando", declaró.

Así, las precipitaciones producidas a lo largo de toda la mañana de ayer provocaron que algunos vecinos de los bloques afectados llamaran a los teléfonos de emergencias de Bomberos a consecuencia de que las cubiertas recién arregladas dejaban pasar el agua.

A principios del mes de abril, el Ayuntamiento anunció la finalización de las obras de rehabilitación de los tejados de 11 bloques afectados --correspondientes a un total de 16.500 metros cuadrados de uralita--, por valor de unos dos millones de euros.