La Junta prevé aprobar definitivamente el Potaus en el Consejo de Gobierno correspondiente al 26 de mayo

SEVILLA, 11 (EUROPA PRESS)

El consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas, manifestó hoy su esperanza en cuanto a que el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía correspondiente al martes 26 de mayo aborde el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla (Potaus) tras su supervisión por parte de la comisión de viceconsejeros, dado que dicho documento goza ya de la aprobación del Consejo de Participación de Doñana y espera este último peldaño administrativo para regir.

En rueda de prensa, Juan Espadas explicó que según sus previsiones, este plan destinado a ordenar el suelo de 46 municipios de la corona metropolitana de Sevilla será examinado el miércoles de la semana que viene por la comisión de viceconsejeros del Gobierno andaluz al objeto de que a la semana siguiente sea debatido por el Consejo de Gobierno que la Junta de Andalucía celebra cada martes.

El texto, que ya ha recibido el visto bueno de la Comisión de Redacción del Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla, la Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo de Sevilla, la Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo de Andalucía (Cotua) y el Consejo de Participación de Doñana, ordenará 46 municipios incluyendo 69 áreas de oportunidad, --27 de ellas de nueva incorporación tras el análisis de las alegaciones presentadas al Plan inicial--.

Estas 69 áreas de oportunidad cuentan con un alto potencial de desarrollo, por cuanto permitirán una inversión global superior a los 25.000 millones de euros y serán capaces de generar más de 220.000 empleos.

MÁS DE 58.000 VIVIENDAS

De las 69 áreas de oportunidad previstas, el Potaus plantea 47 zonas productivas, divididas entre los diferentes tipos previstos. De esta forma, está previsto el desarrollo de ocho áreas de carácter tecnológico, seis de carácter logístico, 24 zonas empresariales y nueve áreas de carácter terciario. En total, estas áreas de oportunidad podrán dotar al sector productivo sevillano de 6.560 nuevas hectáreas donde desarrollar sus actividades y generarán un número de empleos que duplica el total de ocupados del sector de la construcción en toda la provincia, según la EPA del tercer trimestre de 2008.

El Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana incorpora igualmente 22 áreas de oportunidades para suelos destinados a usos residenciales de relevancia metropolitana. Estas áreas residenciales suman un total de 1.230 hectáreas que permitirán el desarrollo de 54.800 nuevas viviendas, de las que entre el 60 y 70% serán protegidas. Esta cifra supone, por sí sola, el 50% de la demanda de vivienda protegida identificada por el Instituto de Estudios Avanzados Sociales de Andalucía (IESA) para la aglomeración urbana de Sevilla.

El Potaus presenta igualmente una nueva propuesta de movilidad, ampliando la planificación existente. El nuevo documento contempla 25 nuevas actuaciones que mejorarán la red viaria y de transporte público del ámbito y que suponen una apuesta decisiva por el transporte público como modo preferente para el área metropolitana de Sevilla. De hecho, más del 60% de la inversión prevista en el sistema de transporte tendrá como destino actuaciones de transporte público, con el objetivo de que alcance una tasa de utilización del 35 por ciento en el año 2020.

METRO Y TRANVÍA

Entre las actuaciones más destacadas en este aspecto está la red de Metro de Sevilla, sus prolongaciones hasta Alcalá de Guadaíra y Dos Hermanas y los tranvías del Aljarafe y Dos Hermanas-Los Palacios, que acaparan unos 1.500 millones de euros de la inversión prevista.

El Potaus también atiende a la mejora y potenciación de las infraestructuras básicas del área metropolitana. En el apartado hidráulico, el Plan recoge las actuaciones previstas en el Convenio entre la Agencia Andaluza del Agua y el Consorcio Provincial del Agua, que suponen una inversión de 441 millones de euros y donde destacan la construcción de dos estaciones de tratamiento y 15 depuradoras.

De igual manera, el Potaus impulsa el desarrollo de fuentes de energía renovables y recoge proyectos que permitirán contar con capacidad para generar más de 2.000 megavatios de potencia, suficientes para abastecer a más de un millón y medio de habitantes y disminuir en más de tres millones de toneladas las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera.