La Muela.- CHA ve "muy grave" la imputación del subdirector provincial de Urbanismo en la operación 'Molinos'

Ibeas sostiene que, a pesar de las sospechas de CHA, Biel defendió públicamente en las Cortes este planteamiento urbanístico ZARAGOZA, 20 (EUROPA PRESS) La presidenta de Chunta Aragonesista (CHA) y diputada en las Cortes de Aragón, Nieves Ibeas, consideró hoy "muy grave" la imputación del subdirector provincial de Urbanismo de Zaragoza, Carlos Martín Rafecas, por un presunto delito de tráfico de influencias en la supuesta trama de corrupción urbanística de la localidad zaragozana de La Muela. Rafecas prestó hoy declaración durante más de dos horas y media en dependencias de la Jefatura Superior de Policía de Aragón, en Zaragoza. Para la presidenta de CHA la situación que se plantea es "muy seria, porque aquí no cuenta que sea un cargo de libre designación o que haya accedido a ese puesto mediante concurso", sino que "hay que pensar que cuando el tema llega a las instancias que llega, con todo nuestro respeto al trámite policial a seguir, es para preocuparse". En este sentido, Ibeas recordó que Martín Rafecas "está en las máximas instancias de responsabilidad del Gobierno de Aragón", dado que dirige en estos momentos la ponencia técnica de la Comisión provincial de ordenación del territorio en Zaragoza, "con todo lo que ello significa", y es director provincial, de manera que "informa de la mayoría de los planteamientos del entorno metropolitano de Zaragoza". Por ello, su implicación en el caso es "muy grave" porque "además, el desarrollo urbanístico de La Muela lo ha tenido que informar él", y a su juicio, "es preocupante que este problema de La Muela esté llegando a las instancias del Gobierno de Aragón a las que está llegando", aseveró. La presidenta de CHA recordó que su partido, y su grupo parlamentario en las Cortes, "siempre hemos defendido modelos de desarrollo sostenible y siempre hemos dicho que no pueden plantearse en Aragón modelos como los que se están planteando", como en el caso de La Muela, un planteamiento que "no es sostenible. Esto es algo que todo el mundo vemos claro y hemos tenido que escucharnos más de una cosa incluso de palabras del propio vicepresidente del Gobierno --José Ángel Biel-- cuando hemos sacado estos temas en las Cortes de Aragón", lamentó. De hecho, "en más de una ocasión en las Cortes hemos puesto de manifiesto que no estábamos de acuerdo con las actuaciones que se planteaban sin un mínimo control del Gobierno de Aragón y no parecía en absoluto que fuera sostenible un crecimiento como el que se plantea en determinadas zonas del área metropolitana". Como ejemplo, el crecimiento en La Muela "que basa el desarrollo de un pueblo, además de en los molinos, en la especulación urbanística", un caso "grave" que "tenía que haber sido objeto de control". BIEL DEFENDIÓ EL MODELO Ante las criticas a estos modelos de desarrollo, después de "años demandando también una ley de urbanismo que sea capaz de controlar estas cosas", y tras haber presentado una enmienda a la totalidad al proyecto de la Ley de Urbanismo planteado por el Gobierno de Aragón, "porque pensamos que no estaba garantizando cuestiones como estas, que se pueda llegar a controlar este tipo de actuaciones, la respuesta de Biel fue que nos lo teníamos que comer con patatas porque a nosotros se nos había caído el pilar 15 del Seminario" Por tanto, "estamos hablando de algo muy serio", afirmó Ibeas al sostener que el vicepresidente del Ejecutivo autónomo y presidente del PAR, José Ángel Biel, "ha defendido públicamente --en las Cortes-- una actuación urbanística que en estos momentos está en cuestión por la forma en que ha sido desarrollada". Además, Ibeas valoró que ante la "falta de ordenación" de los proyectos urbanísticos, el Gobierno de Aragón ha caído en la "dejación", amparándose en la responsabilidad de los representantes municipales y olvidando que "hay alguien que informa esos planteamientos y hay instancias que los autorizan". La diputada insistió en que "nosotros aspiramos a tener un país de futuro en todos los ámbitos" y por este motivo "no es una buena idea pensar que un pueblo de 500 ó 900 habitantes, de la noche a la mañana, se pueda convertir en uno de 30.000. Eso no es lo que buscamos, de la misma manera que nos oponemos a actuaciones que tienen que ver con planteamientos urbanísticos especulativos como Castanesa y Astún, porque no vemos que puedan tener un futuro". En su opinión, lo "grave y lamentable" de este caso en La Muela es que "tenga que existir una demanda de un particular para que el mecanismo judicial se ponga en marcha" y que las comisiones de investigación en las Cortes se queden a veces "en un titular", sin ahondar en los temas. OTROS CASOS BAJO SOSPECHA POLÍTICA Nieves Ibeas estimó que en la Comunidad aragonesa el de La Muela "no es el único caso que está bajo sospecha política de si ese tiene que ser el modelo que tenemos que potenciar en Aragón" y se refirió en este punto a que "recientemente hablábamos de Mallén, de lo que ha pasado en Escucha y en muchos lugares". En su opinión, hay que "trabajar desde la prevención para que no pueda suceder lo mismo en otros lugares y que se ponga remedio", porque "el Gobierno de Aragón tiene una responsabilidad seria al permitir determinadas actuaciones bajo la excusa de que determinados concejales o alcaldes son de un determinado signo político". En cualquier caso, y sobre la presunta trama de corrupción en La Muela, Ibeas deseó que "se clarifiquen cuanto antes estos temas porque están poniendo en tela de juicio una buena parte de la política del Gobierno de Aragón en relación con la ordenación del territorio y también con los planteamientos urbanísticos".