La secretaria general del PP cántabro dice que "la lealtad" a Cantabria "no se mide por dar la mano a su presidente"

SANTANDER, 1 (EUROPA PRESS) La secretaria general del Partido Popular de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, afirmó hoy que "la lealtad" a la comunidad autónoma "no se mide por dar la mano a su presidente" porque "otros le dan la mano y luego la levantan en contra de los intereses de la región". Sáenz de Buruaga respondió así a unas manifestaciones sobre el senador del PP Luis Bárcenas, realizadas tanto por el presidente del Gobierno, Miguel Angel Revilla, que dijo que no conoce a Bárcenas y que nunca le ha "dado la mano", como por la vicepresidenta, Dolores Gorostiaga, que pidió al PP "un poco más de ética política". La secretaria general del PP, que recordó que "ésta no es la primera vez que el juez Garzón trata de imputarle un delito y la fiscalía lo desestima", consideró "lamentable" que en vez de remitir la totalidad de la causa al TSJ de Madrid, Garzón haya "utilizado de nuevo un auto judicial para tratar" de imputar al senador, "sin hacer caso expreso a los informes del Ministerio Fiscal y a sabiendas de su carácter de aforado ante el Tribunal Supremo". Tras apuntar que, por este motivo, Bárcenas ya ha anunciado que presentará una querella contra el juez, la dirigente de los populares cántabros subrayó que este hecho es "tan lamentable como que Revilla haya convivido durante dos años con un consejero imputado en una causa penal, al que él mismo nombró a propuesta de Gorostiaga y cuya posterior dimisión ha hecho protagonista a Cantabria", en alusión al ex consejero de Industria, Javier del Olmo. Para Sáenz de Buruaga "la lealtad hacia Cantabria" de Bárcenas, "como del resto de los parlamentarios nacionales" del Partido Popular "está fuera de toda duda", algo "que no se puede decir de quienes representan a esta tierra por el Partido Socialista pero, eso sí, dan la mano a su presidente que acaba convirtiéndose en su cómplice". En este sentido recordó que cuando Elena Salgado era ministra de Sanidad, los diputados socialistas votaron "por indicación suya" en contra de financiar el cien por cien del Plan Director de Valdecilla. Además, se refirió al voto en contra de los parlamentarios socialistas a las alegaciones de Cantabria al PEIT, que habían sido consensuadas por todos los grupos en el Parlamento regional pero que fueron rechazadas en el Congreso "por quienes dan la mano a Revilla y le palmean la espalda, pero luego levantan esa misma mano en contra de dar solución a las necesidades de Cantabria". En opinión de Sáenz de Buruaga, a Revilla "le ha traicionado el subconsciente cuando dice que los partidos ponen en sus listas una vaca y sale elegida", y expresó su confianza en que Salgado "no se dé por aludida". Además, la diputada 'popular' defendió que "las vacas, por muy sagradas que sean, no siempre salen elegidas" y recordó al respecto que Revilla se presentó como candidato al Congreso de los Diputados en las elecciones del año 1993 "y no resultó elegido".