La urbanización de la antigua cárcel de Carabanchel comenzará a finales de 2009 y habrá un monumento de memoria

Se construirán unas 600 viviendas, de las que al menos el 30 por ciento deberán tener algún tipo de protección

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El proyecto de urbanización de los terrenos de la antigua cárcel de Carabanchel verá la luz verde a finales de 2009, cuando podrán comenzar las obras en esta parcela de 172.143 metros cuadrados de superficie, donde habrá viviendas, un hospital, dotaciones municipales, zonas verdes y también un monumento de memoria histórica que recuerde el significado de este emplazamiento, según avanzó hoy el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno en la que hoy se aprobó inicialmente el Plan Parcial para este ámbito.

"Queremos que en el espacio público (de la zona) haya un recuerdo, una memoria de lo que supuso la presencia de la cárcel y de sus vinculaciones políticas que yo, por razones familiares incluso, he tenido siempre muy cercanas", indicó el primer edil.

Así, una vez esté urbanizado el viario, se estudiará exactamente la forma de realizar este homenaje a la memoria histórica. "No hablo de un centro para la memoria, sino de alguna manifestación estética, monumental o nominativa, o con la creación de un hito arquitectónico que haga memoria de lo que significó la cárcel. Eso lo haremos en todo caso, porque es lo que corresponde al Ayuntamiento, en los viales", apostilló.

Esta iniciativa contrasta sin embargo con la petición histórica de los vecinos de la zona, que reclamaron que se conservara la cúpula central de la antigua cárcel así como los brazos del edificio para construir dentro un centro de la memoria histórica.

El resto del Plan Parcial incluye lo establecido en el Protocolo de Intenciones suscrito con el Ministerio del Interior, propietario de la parcela, el pasado 16 de junio. En total, el ámbito cuenta con 172.143 metros cuadrados de superficie entre las vías de la línea 5 de Metro, el parque Eugenia de Montijo y la avenida de los Poblados.

"La nueva ordenación dará respuesta a la demanda social de los vecinos de Carabanchel y Latina de contar con más equipamientos públicos y un hospital en el ámbito. Para hacerlo posible, se incrementará en más de un 50 por ciento el espacio reservado a dotaciones, pasando de 38.000 metros cuadrados que destina el actual Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) a 58.750 metros cuadrados", apostilló el primer edil.

VIVIENDAS, EQUIPAMIENTOS Y UN HOSPITAL

Así, el documento urbanístico aprobado hoy reduce "sensiblemente" la edificabilidad del PGOU, establecida en 129.125 metros cuadrados, hasta los 88.055, y establece que, del número total de viviendas que se construyan, "como mínimo el 30 por ciento tendrán algún tipo de protección", según aseguró Gallardón.

En total, habrá 44.821 metros cuadrados de vivienda libre y 23.838 metros cuadrados de protegida. Según los datos avanzados el día de la firma del convenio con el Ministerio, en total se construirán 600 pisos, un 50 por ciento menos de lo previsto en 1997. El ámbito residencial se situará en el sureste de la parcela, cerca del parque, y junto a él estarán los usos terciarios y los equipamientos, dentro de los que se reservarán 2.000 metros cuadrados para una dotación municipal "que deberá definir la Junta del Distrito".

El hospital ocupará 39.921 metros cuadrados en el noroeste de la zona, y deberá ser construido por la Comunidad de Madrid, a quien se cederá el aprovechamiento del suelo. Además, se mantendrán la Comisaría y el Centro de Acogida de Extranjeros ya existentes, se dedicarán 2.561 metros cuadrados para un equipamiento educativo, y habrá una dotación de bienestar social de otros 2.037 metros cuadrados. Otros 9.697 metros cuadrados irán a uso terciario (tiendas, restauración, etcétera).

"El resto de la edificabilidad --10.395 metros cuadrados-- serán para uso terciario de oficinas para los servicios administrativos del Ministerio del Interior", continuó el alcalde, añadiendo que 23.461 metros cuadrados de suelo serán zonas verdes y otros 46.085 se reservarán para red viaria.

En concreto, se prolongará la Vía Carpetana-Camino de los Ingenieros, se hará un nuevo viario de conexión entre la avenida de los Poblados y la calle de Ocaña, y se abrirán nuevos viarios de conexión de las calles del Monseñor Óscar Romero y Pingüino con la calle Ocaña. "la distribución interior del viario permitirá estas conexiones, incorporando una serie de glorietas perimetrales, mientras las zonas verdes se localizarán en el entorno de los viarios principales como áreas de acompañamiento y protección", matizó el alcalde.

Tras la firma del convenio el pasado 16 de junio con Interior, el 15 de abril del año pasado se firmó el convenio urbanístico con la Sociedad Estatal de Infraestructuras y Equipamientos. Ahora, este Plan Parcial deberá pasar por información pública y por el Pleno antes de ser aprobado de manera definitiva. Hacia finales de este año, cuando pueda comenzar la urbanización, debería firmarse también el convenio de cesión con la Comunidad.