Las localidades de Fuentelsaz y Alocén, en Guadalajara, dispondrán de dos nuevas viviendas para mayores

Lamata también visita el Centro de Día y Servicio de Estancias Diurnas que se construye en Marchamalo GUADALAJARA, 20 (EUROPA PRESS) El consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, firmó hoy en Guadalajara sendos convenios con los alcaldes de Fuentelsaz y Alocén, Eulalia Escribano y Jesús Ortega, respectivamente, para la construcción de una vivienda para mayores en cada municipio que dispondrán en conjunto de 20 plazas y supondrán una inversión global de 1,2 millones de euros. Tras la rúbrica de ambos convenios el consejero, que reiteró el compromiso del Gobierno regional de mantener el esfuerzo presupuestario en las políticas sociales a pesar de la situación de crisis económica, aludió a la "importante" red residencial para personas mayores con que cuenta Castilla-La Mancha y que desde 2003 se han multiplicado por dos contando en la actualidad con más de 13.000 plazas, de las que 1.500 están distribuidas en las 146 viviendas tuteladas "lo que nos sitúa, junto al País Vasco, como la Comunidad Autónoma del país con mayor cobertura de plazas en este tipo de recurso", según datos del Observatorio de Mayores del IMSERSO. En estos momentos en la región están en fase de construcción 39 nuevas viviendas de mayores y en otras 17 se están realizando obras de adaptación o mejora. Además, hay en construcción o en trámite de puesta en marcha otras 25 residencias de mayores. ento presupuestario del 15%. NUEVAS PLAZAS El objeto de los dos convenios es ampliar la financiación de la Consejería de Salud y Bienestar Social para ambos dispositivos que pondrán a disposición de nuestro mayores un total de 20 plazas, en los que el Gobierno regional invertirá el 56,2 % del coste total de los proyectos. En el caso de la vivienda tutelada de mayores prevista en Alocén, que estará finalizada este año 2009, hay que resaltar también que forma parte de las actuaciones previstas en el Plan para el desarrollo sostenible de los municipios ribereños de Entrepeñas y Buendía. La vivienda tutelada de mayores que se construye en Alocén y que dispondrá de 12 plazas residenciales, es un edificio de nueva planta con semisótano en el que se ubicará el garaje y los locales para los trabajadores así como espacios para el lavado, almacenes y cuarto de calderas. Con una superficie de casi 500 metros cuadrados, este recurso contará en la planta baja con las habitaciones de los usuarios, salas de estar y cocina equipada. En cuanto a la vivienda de Fuentelsaz, con capacidad para 8 plazas residenciales, se levantará sobre un antiguo edificio de tres plantas que tiene una superficie de más de 1.000 metros cuadrados. La vivienda contará con un patio central y en la planta baja se ubicarán un local diáfano y las instalaciones de calderas y grupo de presión en tanto que la primera planta albergará las habitaciones de los usuarios, salas de estar y cocina equipada. CENTRO DE DÍA DE MARCHAMALO De otro lado, el consejero visitó, acompañado del alcalde de Marchamalo, Rafael Esteban, las obras del Centro de Día y Servicio de Estancias Diurnas que se construye en esta localidad, con capacidad para unos 25 mayores y una inversión de más de 1,7 millones de euros, de los que la Consejería de Salud y Bienestar Social aportará 1,3 millones de euros. A este presupuesto de obra hay que añadir los 300.000 euros que costará el equipamiento del centro. El nuevo centro, con una superficie de 1.600 metros cuadrados construidos, dispondrá de servicios de fisioterapia y rehabilitación, terapia ocupacional, podología, gimnasia y áreas recreativa y de ocio, comedor y baños y un área administrativa y de admisión dónde se ubicará la recepción. El consejero visitó los trabajos de construcción acompañado por representantes de la empresa adjudicataria Seranco, S.A y la arquitecta Lourdes Sánchez Hijosa, que es la redactora de este proyecto que está previsto concluya en la primavera del próximo año.