Los catalanes hacen responsable al Estado de la financiación y aprueban al Govern

  • Barcelona, 13 feb (EFE).- Un sondeo del Centro de Estudios de Opinión revela que los catalanes hacen responsable principalmente al Gobierno español de la resolución del nuevo modelo de financiación y de la actual situación económica, y que aprueban la gestión del Govern, pese a tener un amplio desconocimiento de sus acciones.

Los catalanes hacen responsable al Estado de la financiación y aprueban al Govern

Los catalanes hacen responsable al Estado de la financiación y aprueban al Govern

Barcelona, 13 feb (EFE).- Un sondeo del Centro de Estudios de Opinión revela que los catalanes hacen responsable principalmente al Gobierno español de la resolución del nuevo modelo de financiación y de la actual situación económica, y que aprueban la gestión del Govern, pese a tener un amplio desconocimiento de sus acciones.

El estudio, elaborado por este ente dependiente del Govern, fue elaborado a partir de 1.355 entrevistas telefónicas entre el 9 y el 23 de diciembre, cuando la crisis económica ya estaba plenamente presente en el debate social.

Un 54,1% de los catalanes consultados -el mismo porcentaje que hace un año- aprueba la gestión del Govern, por un 34,2% que la desaprueba y un 11,7% que no se pronuncia, mientras que valoran su tarea con un 5,26 sobre diez.

Una de las conclusiones más relevantes del estudio, sin embargo, es que un 48% de los encuestados achacan la resolución del nuevo modelo de financiación al Gobierno español, un 23% creen que es asunto que depende tanto de la administración catalana como de la central, y sólo un 22% lo atribuye en exclusiva a la Generalitat.

La misma tendencia se sigue con el paro y la precariedad laboral, un problema que los catalanes creen que compete básicamente al Estado (36%) más que a ambas administraciones (15%) o sólo a la Generalitat (13%); o con el funcionamiento de la economía, que también se considera principalmente una cuestión estatal (32%).

El paro, el funcionamiento de la economía, la inmigración y el sistema de financiación de Cataluña son, por este orden, las principales preocupaciones de los ciudadanos de Cataluña, si bien el desempleo es de largo la principal, porque la mitad de los encuestados lo mencionan.

Aunque la mayoría de los catalanes aprueba la gestión del Govern y mantienen la confianza en el ejecutivo, un 50,7% desconocen o no aciertan a la hora de precisar qué partidos gobiernan Cataluña.

En cuanto a la resolución de los problemas que les importan, un 48,3% asegura que el Govern no sabe cómo afrontar sus preocupaciones, y un 41% que sí está preparado, pero que necesita tiempo.

En la misma línea, un 47,6% considera que el Govern no actúa para resolver sus problemas, por un 41% que cree que sí, y a pesar de ello, la Generalitat (5,05%) es la segunda institución más valorada por los catalanes por detrás de los ayuntamientos (5,18%).

Un dato curioso del estudio es que los encuestados que aseguran que votaron en las autonómicas al PSC y a ICV, a pesar de que aprueban ampliamente su gestión, lo hacen en menor grado que hace un año, mientras que sucede lo contrario con los simpatizantes de CiU.

A la pregunta de si aprueban la tarea del Govern, el 72,4% de los votantes del PSC la apoyan, aunque hace un año eran el 77,7%, lo que supone 5,3 puntos porcentuales menos que en 2007.

Asimismo, el Govern pierde ocho puntos porcentuales de apoyo (de 72,3 a 64,3%) entre los votantes de ICV-EUiA, mientras que ahora hay más votantes de CiU que dan un aprobado al Govern (30,9 por 37,5%, unos 6,6 puntos más).

El criterio de los simpatizantes del PPC y ERC varían poco de un año a otro, puesto que los votantes de ERC dan su apoyo al Govern sólo un poco más que hace un año (58,6 por 60,1%) y lo mismo ocurre con el PPC (30,2 por 31,6%).

En cuanto a los detalles de la gestión del Govern, sólo un 27,2% de los encuestados sabe decir medidas concretas que le han gustado, y de entre ellas destaca la política social.

Preguntados por lo que les desagrada del ejecutivo autonómico, sólo un 45,3% de los encuestados sabe precisar alguna medida, y la que mencionan más son las discrepancias en el Govern.

Respecto a las áreas de actuación, en general los catalanes aprecian mejoras en el transporte, el medio ambiente, las infraestructuras, la cultura y los servicios sociales, pero cree que va a peor el paro, la vivienda o la política de inmigración.

El sondeo revela también que los catalanes están mayoritariamente en contra de un recorte del gasto público, y que en ningún caso admitirían reducir gastos en la atención sanitaria.