Los propietarios de los chalés ilegales de Arahal entregan al Ayuntamiento las fichas del plan de inspección

ARAHAL (SEVILLA), 2 (EUROPA PRESS)

Los propietarios de las aproximadamente 5.000 viviendas de Arahal (Sevilla) edificadas sobre suelos rústicos o no calificados para este uso están ya entregando al Ayuntamiento, gobernado por Miguel Ángel Márquez (IU-CA), las fichas que recogen las información correspondiente de cada parcela para la elaboración del Plan Municipal de Inspección acordado entre el Gobierno municipal y la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio.

El portavoz de la plataforma de parcelistas, Luis González Luna, informó a Europa Press de que si bien no todos los propietarios han consumado la entrega de esta ficha, "muchos de ellos" han depositado ya tales documentos en manos del Ayuntamiento, en cuyo último pleno se acordó por unanimidad la realización del plan de inspección propuesto por la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio en cuanto a estos casi 5.000 chalés o casas que pueblan las 24 urbanizaciones o 'pagos' edificados sobre suelos no calificados para estos usos.

Las fichas, según informó, incluyen la localización geográfica de cada una de las fincas a través de coordenadas, mediciones actualizadas y fotografías al objeto de que toda la documentación sea incorporada al citado plan de inspección.

El alcalde ya había señalado a Europa Press que todos los grupos representados en el pleno apoyaron la propuesta del Gobierno municipal de realizar una "plan de inspección" de construcciones, según había propuesto el consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas, en la reunión celebrada el mes pasado en cuanto a los 24 'pagos' de viviendas ilegales.

El destino de ese plan, según concretó, es "ordenar el territorio" en el que se alzan las viviendas irregulares, distribuidas en 24 urbanizaciones o "pagos", para luego elaborar un "diagnóstico" con la "ayuda técnica" de la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio, un departamento que no excluye la demolición de las construcciones ilegales que "no tengan cabida en el planeamiento", advertencia paralela a la propuesta de este plan de inspecciones y un inventario de las edificaciones ilegales que protagonizan este caso.

"Nos hemos adherido a las propuestas que nos brinda la Consejería", destacó el alcalde asegurando la colaboración de las administraciones y el firme propósito de "impedir que se vuelva a construir" sobre suelos rústicos o sencillamente no urbanizables. Más tarde, una vez avance el procedimiento, se estipulará "qué es lo que se hace caso por caso".